04 diciembre 2016

Entrevista a Luciano Miguel

Buen domingo amig@s,

Esta mañana estuve corriendo por la ruta de la Santa´s Race comprobando algunos detalles y luego nadando algo en la piscina para mantener la espalda en buenas condiciones. Hizo un día muy bonito y se nota que la estación de verano está llamando a la puerta. Por fortuna cesarán pronto las lluvias, y es que con la tormenta Otto, creo que ya hemos tenido suficiente agua para un buen rato. Lo que lamentablemente no cesarán hasta que pasen las Navidades serán los tranques que están horribles, sin importar ya la hora o el lugar al que uno se dirija. Hay que colmarse de paciencia para no agarrar un bate y ponerse a golpear algún carro, sobre todo a aquellos "listos" que tienen más prisa que el resto y manejan a toda velocidad por los hombros como si los demás estuviéramos pintados en la pared. 

Pasando a temas más amables, hoy salió publicada en LA ESTRELLA DE PANAMÁ una entrevista que le hice a Luciano Miguel, gerente de UNDER ARMOUR y reconocido triatleta del TOTAL TRAINING TEAM (TTT).

Si estáis interesados podéis consultarla en línea en el WEB del periódico, en la imagen inserta a continuación, o como texto sencillo al final de la entrada. 

Luciano Miguel

Saludos y nos vemos en la Ruta!


FER


**************************************************

LUCIANO MIGUEL, EL DEPORTE COMO PASIÓN

Argentino de nacimiento y deportista de vocación, Luciano Miguel se ha convertido en uno de los corredores y triatletas locales de referencia durante la última década. Pero pocos saben en Panamá que su vida deportiva empezó prácticamente desde la cuna siguiendo la tradición familiar en la navegación a vela, donde compitió en diferentes modalidades, incluso en campeonatos mundiales. Como buen sudamericano, el futbol también fue una actividad cotidiana que practicaba a la salida de la escuela, pero varias lesiones en la rodilla le obligaron a pasar por el quirófano, limitando mucho su participación a nivel competitivo. Radicado ya en Panamá, incursionó en el triatlón en el año 2007 en el sprint de La Guaira, y desde entonces se ha mantenido compitiendo de modo regular tantos en eventos locales como internacionales. La Estrella tuvo la oportunidad de conversar con él y conocer algo más de su pasado y planes a futuro. 

P – Luciano, con relación a Argentina, ¿Cómo ves el panorama de triatlón y running local en la última década? ¿Piensas que el auge habido en el número de pruebas y practicantes es algo pasajero, o definitivamente ha calado el interés en los panameños en tener una vida más saludable y activa?

R - En Argentina como en el resto del mundo, la práctica del deporte y vida sana siento que va en aumento. El triatlón específicamente sigue en auge, al principio fue moda, hoy es algo aspiracional y un reto personal en el que cada uno se embarca para demostrarse así mismo que puede, y al lograrlo la satisfacción es enorme, por eso, generalmente quedan enganchados. En Panamá el triatlón ha crecido mucho, y en comparación con Argentina y muchos otros países con una población exponencialmente más grande, el nivel es muy bueno. En los últimos años Panamá ha llevado más atletas al mundial de Hawái que otras grandes potencias, -proporcionalmente a la población del país-, gran mérito de la Unión de Triatlón de Panamá.

Luciano Miguel

P - ¿Cómo fue tu experiencia en el Valle Ultra? ¿Qué tiene correr en trillo que no tiene correr en calle u otras modalidades deportivas?

R – Sí, competí el domingo pasado en los 50 kilómetros trail de El Valle de Antón, logré terminar pero definitivamente no fue un buen día para mí. Hay que aprender de los errores y seguir sumando experiencia. Como en todos los ámbitos de la vida, todos los días aprendemos cosas nuevas. Correr en trillo y en medio de la naturaleza no tiene precio, porque está ahí esperándonos. La diferencia con correr en asfalto o en la ciudad es abismal, pero los corredores no la valoramos hasta que no probamos o intentamos; luego quedamos atrapados por la naturaleza y una sensación de libertad inexplicable.

P – Trabajando como lo haces en un alto cargo gerencial ligado a una importante marca deportiva. ¿Cómo organizas tu día a día para poder compaginarla con los entrenamientos? ¿Cómo sería un día normal de Luciano Miguel?

R - Afortunadamente represento la mejor marca deportiva de alto rendimiento en el mercado, Under Armour, y prueba de ello fue que el domingo la mayoría de los corredores en El Valle la estaba usando. Trabajar con esta marca me permite estar muy ligado al deporte y entonces mi día a día se hace mucho más placentero. Aunque tengo muchas presiones laborales, disfruto sin embargo de empezar mi día de madrugada a las 4 y 45 para entrenar, luego trabajar, y por la noche volver a entrenar en doble sesión; es parte de mí, de mi trabajo, y como mencioné antes, mi estilo de vida; no todo el mundo está de acuerdo o lo comparte, pero mientras Dios me dé la salud y la posibilidad, lo seguiré haciendo. 

P - ¿Qué importancia le das al tema de la nutrición dentro de tu preparación, sobre todo de cara a pruebas de fondo como Ironman o Ultras en las que pasas muchas horas compitiendo?

R - Honestamente no le dedico mucho a la nutrición, quizás porque con los años uno aprende a comer sano y eso es lo más importante; cuando uno se acostumbra a hábitos alimenticios sanos, el resto es afinar el lápiz a un mes de una competencia grande, entendiendo como competencia grande una prueba de duración superior a las cuatro horas. Lo bueno de entrenar a este nivel es que podemos comer prácticamente lo que queramos, pero comida sana. La nutrición e hidratación son vitales en la misma competencia; cuando compites por ocho a 12 horas, lo que consumas durante las primeras tres a cinco horas será clave para el resto de la prueba.

Luciano Miguel

P - El deporte te ha dado muchos éxitos y satisfacciones personales, pero seguro ha habido momentos duros. ¿Qué situación recuerdas en la que dudaste de seguir en el deporte activo o cuestionándote qué hacías en esos momentos metido en una determinada competencia?

R (Se sonríe)… en efecto, cuando las cosas se ponen difíciles aparecen los cuestionamientos, pero todo termina cuando cruzas la meta y te preguntas cuál será la próxima. No hay momento más duro que el abandonar una prueba, lo hice una vez en el Triatlón de Portobelo y juré no volver a hacerlo, a menos que sea por temas de salud. Casualmente este domingo en el Valle caminé casi por los últimos 15 kilómetros y no había opción de abandonar, pero a veces, terminar cuando todo se pone adverso, es igual de satisfactorio. Las dos veces que corrí el mundial de Ironman en Hawái me fue muy mal, en ambas me cuestioné si era la última, y acá sigo, con ganas de volver y revertir esa sensación en esa isla y evento mágico.

P - Como deportista, y si pudieras pedir algo a las autoridades deportivas y las personas que tienen poder de decisión sobre la política deportiva a nivel local, ¿Cuáles serían tus solicitudes o consejos para que haya más facilidades para la práctica de las diferentes modalidades deportivas y mayor reconocimiento hacía los deportistas?

R - Todo el crédito para la Unión de Triatlón de Panamá que desde muchos años, a pulmón y vocación, y basado en experiencias propias de competir en el ámbito nacional e internacional, han desarrollado este deporte prácticamente sin apoyo de las autoridades; como marca lo puedo decir, porque siempre en la medida que se podía, Under Armour apoyó en eventos y en ayuda a atletas locales, lo cual ha sido una gran satisfacción personal y de todo el equipo de la empresa.

P - ¿Cuáles son tus planes deportivos para el futuro? ¿En qué prueba o pruebas te gustaría participar en los próximos años y que te atraen de ellas?

R – El triatlón me ha dado grandes satisfacciones a nivel personal, he conocido un grupo de muy buenos amigos, y a nivel deportivo he participado en tres mundiales de media distancia y en dos de larga distancia en Hawái, si bien este año me lo tomé más tranquilo, sigo en actividad, sobre todo como estilo de vida. Quiero volver a competir en triatlón, intentar clasificar, y por qué no, correr nuevamente en Hawái y disfrutar del mejor evento de triatlón del año. Para ello usaré como preparación física y mental las carreras de trail running del calendario nacional.

P - Para terminar, ¿Alguna anécdota que te ha pasado en entrenamientos o competencia y que te haga sacar risas cada vez que la recuerdas?

R – Si, y hasta que me da pena contarlo, pero hay que saber reírse de los errores propios: en el Mundial de triatlón de media distancia del 2009 en Clearwater, Florida, salí de la natación en transición al ciclismo y me puse el caso de la bici al revés; ante el grito frenético de mi coach Ronan Pavoni me lo saqué, y de los nervios me lo puse nuevamente al revés; alguien me tomo una foto que quedó para el recuerdo y una de mis anécdotas más divertidas; el que sabe de lo que hablo al leer esto se debe estar riendo.

**************************************************

No hay comentarios :

Publicar un comentario