TRADUCTOR / TRANSLATOR

23 abril 2018

Circuito Trail 15km Cocoa Plantation

Buen lunes amig@s del Trail:

Ayer nueva competencia, la décima en lo que va de temporada, y en esta oportunidad regresando a los caminos y senderos en los 15 kilómetros del Circuito Trail MOBIL en Cocoa Plantation. No había podido participar de la primera carrera del Circuito que se celebró en Panamá-Pacífico al estar de viaje, así que esta era mi vuelta a las carreras de trillo desde el 2015 cuando en la prueba de la Rana Dorada del Valle me lesioné gravemente un tobillo.

Dicen que "cuando uno se cae de un caballo debe perder el miedo y montarse de nuevo lo más rápido posible", pero en mi caso ese esguince me dejó una huella física y psicológica por muchos meses, siempre temiendo que se produjera una posible recaída al correr en trillo, incluso aunque fuera durante un entrenamiento. 

Como sabéis me encanta el trail y he sido uno de los pioneros de popularizarlo en Panamá desde que en el 2009 organizamos la primera competencia de 42 kilómetros en El Valle, pero aún así os confieso que cuando me invitaban para competir en alguna prueba me bloqueaba totalmente y finalmente declinaba la oferta. Supongo necesitaba ese último impulso para volver a los trillos después de tres años de ausencia.


Ese impulso vino de la mano de mi nuevo patrocinador BROOKS, al ser una de las empresas que están apoyando el Circuito Trail MOBIL de este año. Adicional la marca me facilitó las CASCADIA 12, unas zapatillas para correr trillo super confiables, lo cual me dio mucha tranquilidad sobre lo que iba a afrontar. Lo peor que uno puede hacer cuando va a correr en caminos y senderos es ir sin el material adecuado, porque luego las consecuencias se pagan muy caras.

La prueba iniciaba a las 7.00 am, pero siendo previsores Tere y yo nos llegamos con bastante antelación al objeto de encontrar aparcamiento sin problemas. Eso hicimos y antes del amanecer ya estábamos en los estacionamientos de Summit, desde donde caminamos tranquilamente hasta la zona de la prueba. A Tere no le gusta el trail ya que se siente insegura corriendo entre raíces y piedras, así que decidimos que mientras yo hacía la carrera, ella completase sus 14 kilómetros de entrenamiento por la calle de Gamboa.


Para los que no conocéis el área, el Plantation Road, como se le denomina desde la época de la antigua zona del Canal, es un sendero dentro del Parque Nacional Soberanía a 1.5 kilómetros de los estacionamientos del Parque Summit. Su nombre tiene origen porque en los alrededores había diferentes cultivos de café, cacao y hasta caucho, de ahí también lo de "Cocoa Plantation". Hoy en día todavía se pueden encontrar especímenes de estas variedades, dentro de un bosque tropical muy agradable. 


En cuanto a su morfología tiene una semejanza con el Pipeline de Gamboa, aunque es algo más estrecho en algunas zonas y con ascensos más largos. El piso es menos arcilloso y hay abundancia de piedras y raíces, lo que provoca que aun en época lluviosa no haya zonas demasiado embarradas. Después de cubrir por el mismo 6.5 kilómetros se llega a la intersección con el legendario Camino de Cruces, la ruta que se utilizó durante muchos años por los españoles y los colonos que cruzaban a pie el Istmo. Desde allí se puede seguir a la izquierda en dirección al Lago de Gamboa, o tomar el ramal derecho para desembocar en la Carretera de Madden, aunque esta parte es difícil completarla.


Por este motivo la organización diseñó una ruta que iniciaba corriendo dos kilómetros de asfalto en la calle en dirección al Summit, y tras retornar a la salida, ya se tomaba el sendero por los restantes 13 kilómetros.

Marcela Cañas y Manuel Pitty calentando al personal
Tras el calentamiento de rigor partimos en primer lugar los corredores de 15 kilómetros, y con una diferencia de tres minutos, los corredores de distancia de 5 kilómetros en sentido contrario. En la primera prueba del Circuito no habían participado demasiados atletas élites, pero en esta ocasión llegaron bastantes, por lo que subir al podio iba a estar realmente complicado. Casi mejor así, porque ya uno de salida se toma las cosas con más calma, y personalmente con terminar sin molestias ni lesión, ya me daba por satisfecho. 


Nada más darse la partida se formó un lote puntero de ocho unidades, los cuales ya se mantendrían toda la prueba por delante sin variación. Después nos quedamos a cierta distancia varios corredores en persecución, pero haciendo nuestra propia carrera. 

Desde el retorno del primer kilómetro Elkin Mena, del Servicio Nacional de Fronteras, tomó con solvencia la punta, demostrando que hoy por hoy pocos atletas del patio pueden discutirle la victoria. A Elkin lo conozco de coincidir con él en la pista y tiene una calidad impresionante, ha nacido para correr. Si se cuida y recibe los apoyos necesarios, tenemos a un un futuro atleta olímpico en pruebas de pista desde 800 a 3,000 metros.


Una vez que abandonamos el asfalto y retornamos al punto de partida ingresamos en el trillo en lo que era una fila de a uno, puesto que enseguida comenzamos a adelantar a los participantes más retrasados que estaban participando de los 5 kilómetros. 

Adelantando corredores en compañía del japonés Nakano
Por momentos los adelantamientos se hicieron complejos, teniendo que tomar algunos riesgos para correr por encima de la vegetación, aunque por lo general la gente fue muy comprensiva y te dejaban espacio cuando se lo pedías.

Al llegar al punto donde se completaban los 2.5 kilómetros de distancia los participantes de los 5 kilómetros iniciaron su regreso, mientras que los de la distancia larga seguimos trepando por un camino que se mantiene todavía seco por falta de lluvias, pero con mucha piedra suelta. En esa parte iba de puesto nueve tras los ocho fugados, pero me adelantó como un cohete mi amigo japonés Atsuhiko Nakano, que venía de ser quinto en la primera prueba de trail de Panamá-Pacífico. Parece que la victoria de su compatriota Yuki en Boston le ha dado alas :)


Poco después llegamos a la parte más alta del recorrido, con la musculatura bastante castigada, iniciando un descenso por unos dos kilómetros hasta el punto de retorno. En ese tramo había varias zonas en que se bajaba hasta el curso de quebradas (secas todavía), y luego había que trepar con bastante esfuerzo. Si el camino hubiera estado con barro, hubiera sido más pesado y peligroso. 

Tuve por tanto la ocasión de cruzarme con los punteros, que a esa altura de carrera eran Elkin Mena con dos minutos de ventaja sobre Billy Gordon. Luego venían por parejas el keniano Magory con el venezolano Semprun, Anthony Salas con mi compañero en BROOKS Manuel Pitty (segundo y tercero respectivamente en Panamá-Pacífico), y cerrando los ocho primeros, otros dos reconocidos fondistas, Javier Solis y Teresín Avila. A cierta distancia, y en solitario, transitamos después Nakano, Chacón, yo y Kevin Escartín.


Después del retorno me sentí bastante cansado, pero ya solo faltaban seis kilómetros hasta la meta. Tocó apretar los dientes y una vez llegado de nuevo al punto más alto del recorrido, iniciar el descenso hacia la llegada con precaución para no tener ninguna caída o lesión. Tiempo final en meta de 1h10.57, media de 4.44 m/km y puesto 12. Otra prueba más completada y superados los miedos que le tenía al trail. 


En varias semanas volveremos a los senderos para la tercera y última prueba del Circuito que será en esta ocasión en los Lagos de Miraflores sobre 21 kilómetros. 

Con Elkin Mena, ganador de la prueba
A la llegada estuvo genial que había desayuno e hidratación esperándonos, así como muchos patrocinadores que daban muestras y regalos de sus productos. 


En cuanto a la organización que estuvo a cargo del Club Corredores del Istmo, cumplió bien en todos los aspectos en cuanto al horario previsto, la señalización de la carrera, la medición de la ruta (mi GARMIN marcó 15.02 km), y la publicación rápida de resultados confiables. 

Precisamente en este enlace podéis consultar los resultados completos de las dos distancias y bajar vuestros certificados de participación: TIEMPOS

Top 15 General

Las BROOKS Cascadia 12, ya disponibles en Running Balboa y Sportline América
Como sugerencia para el año que viene dejo la idea de que se vuelva a la distancia de 12 kilómetros, y así todos los corredores pueden partir al mismo tiempo y en el mismo sentido.

Muchas gracias a los fotógrafos que madrugaron para captar imágenes de la carrera; en estos enlaces podéis ver miles de fotos de sus álbumes:










Pues esto es todo por ahora amig@s, saludos y nos vemos en la Ruta!!!


FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario