27 septiembre 2014

¿Consumir Lácteos?

Hola amig@s:

Con el paso de los años surgen nuevas investigaciones y estudios que muchas veces vienen a poner en tela de duda las teorías y creencias que se han mantenido durante décadas. El consumo de lácteos es uno de esos temas que está en revisión, sobre todo cuando ya se ha superado la etapa de lactancia materna. Sobre ello es que escribí en mi último artículo publicado en LA ESTRELLA DE PANAMÁ, sección FACETAS, el cual podéis consultar en línea en este LINK, la página completa en la imagen inserta a continuación, o como texto simple al final de la entrada.

La leche y derivados




>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

LÁCTEOS: EN EL OJO DEL HURACÁN

Tradicionalmente se ha difundido la idea de que la leche era uno de los alimentos más completos e imprescindibles de la dieta humana. Pero recientes estudios e investigaciones ponen en tela de juicio tal afirmación.

Nunca podré olvidar en mis primeros años de estudios una situación ocurrida en el colegio. En uno de esos controles que debíamos pasar de la materia de sociales, la maestra nos preguntó por cuál era el alimento más completo de la pirámide alimenticia, a la que la mayoría contestó la leche. Yo por mi parte, siempre había escuchado de mi madre que el tradicional cocido Español, con sus garbanzos, patata, verdura, tocino, chorizo, carne, y demás ingredientes era el alimento más nutritivo, y que contenía todo lo que nuestro organismo requería para un buen crecimiento. Obviamente cuando la maestra leyó en voz alta mi respuesta ante el resto del salón las risas no tardaron en aflorar, al mismo tiempo que la vergüenza se apoderó de mi semblante. Desde ese tiempo, me convencí de que ya nunca se me olvidaría que la leche era el alimento estrella de la dieta humana, pero según han ido pasando los años, esta percepción ha ido cambiando.

SU COMPOSICIÓN

La leche que se consume por los humanos en edad adulta es de origen animal y proviene principalmente del ganado vacuno, aunque también se comercializa a menor escala leche de cabra, oveja, búfala, burra e incluso en algunas latitudes camella. Su composición dependiendo del origen tiene algunas variaciones, pero el agua es el principal ingrediente alcanzando un porcentaje de 80% a 90%. Así mismo entre sus elementos están minerales en forma de sales, como calcio, potasio, sodio y yodo, vitaminas como la A, D, E, C o B12, materia grasa en un 3%-7%, y proteína en un 3%-4%. Todo ello convirtió a la leche en uno de los alimentos básicos de la dieta en gran parte del mundo, e imprescindible en edades de crecimiento.  

EL INFORME DE HARVARD

Hace tan solo unos meses la prestigiosa Harvard School of Public Health publicó una revisión de su guía de alimentación saludable bajo el nombre de Healthy Eating Plate, que causó una gran controversia. En dicho informe se recomendó limitar el consumo de leche y de productos lácteos en la dieta humana a un máximo de una o dos raciones diarias, dando preferencia al agua, café o té, y sustituyendo su ingesta por una dieta rica en vegetales, frutas, granos enteros y proteínas saludables. Y es que los expertos en nutrición e investigadores de Harvard constataron que un alto consumo de leche y derivados lácteos aumentaba considerablemente el riesgo de contraer cáncer de próstata en varones y de ovario en mujeres, adicional a otras enfermedades y afecciones menores. Como es obvio, este informe fue rápidamente contestado por estudios de las empresas del sector lácteo, para las cuales el consumo de leche en adultos sigue siendo no solo beneficioso sino necesario, recomendando de media una dosis de un litro por persona y día.

LACTANCIA MATERNA

En lo que si hay acuerdo pleno sobre la leche, es que su consumo a través de la lactancia materna es totalmente necesario en los primeros años del bebe. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la UNICEF, creen imprescindible que durante los primeros seis meses de vida del recién nacido este ingiera exclusivamente leche materna, y que desde los seis meses hasta al menos los dos años, siga siendo amamantado a la vez que se le incorporan a su dieta otro tipo de alimentos y nutrientes.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA

La lactosa es el componente que da a la leche su sabor dulce, pero un gran porcentaje de la población mundial es intolerante a la misma. La lactosa se metaboliza mediante la enzima lactasa, pero muchas personas o bien no la producen en su organismo o lo hacen en baja cantidad. Este grupo no debería consumir leche y derivados que contengan lactosa, ni alimentos preparados en cuya elaboración se incluya este componente. El motivo es que la lactosa cuando llega al colon y fermenta provoca frecuentemente molestias gastrointestinales, flatulencia y diarrea. Algunos productores aplican procesos a la leche entera para convertirla en deslactosada, transformando la lactosa en ingredientes más digeribles como la glucosa y la galatosa. Otra alternativa para las personas intolerantes es tomar sustitutivos como leches vegetales, que en estricto sentido aunque no son leche, mantienen una apariencia y contenido nutricional comparable. Entre las que tienen mayor aceptación están la de almendra, avena, cebada y arroz. 

HÁBITOS DE CONSUMO

Aunque el consumo de leche entera ha disminuido considerablemente en la última década, ya que se estima que entre un 70% a 80% de la población adulta no la toma, las nuevas variedades deslactosadas, descremadas y semidescremadas, a la par que derivados lácteos como el queso, el yogur y la mantequilla, mantienen todavía un grado de aceptación en los consumidores muy alto.

QUESO, REGALO DE LOS DIOSES

Elaborado a partir de leche cuajada, el queso es uno de los alimentos preferidos y de mayor consumo a nivel mundial. Bien sea de vaca, cabra, oveja, búfala o de mezcla, ya desde la civilización Griega se consideraba un “regalo de los dioses”, una delicia fácil de combinar con otros alimentos. Su éxito se debe también a la gran variedad existente en el mercado, desde sabores muy suaves y livianos en el caso de los quesos frescos y crema, a los más curados y de fuerte gusto como los manchegos y azules.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Saludos y nos vemos en la Ruta!

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario