13 noviembre 2017

Carrera de La Independencia

Buen comienzo de semana amig@s:

De vuelta a las competencias, ayer domingo estuvimos participando en la Carrera de La Independencia en Ciudad del Saber, organizada dentro del calendario del Club Pafra Marca Pasos. 

Este evento, como su propio nombre indica, hace referencia a la constitución de Panamá como nación al independizarse de España en 1821 y separarse posteriormente de Colombia en 1903, y se celebra siempre en estas fechas de noviembre, un mes lleno de efemérides y festividades dedicadas a la patria.


A pesar de llevarse celebrando ya unos cuantos años, nunca había participado hasta esta edición de la carrera, ya que por cuestión de fechas, o bien coincidía con el evento de mi patrocinador UNDER ARMOUR, o me encontraba en plena fase de preparación para la Maratón de Panamá y no se acomodaba a los planes.

Tirando de refranero castellano, y como dicen que “nunca es tarde si la dicha es buena”, le dije a Tere que en vez de hacer el fondo que teníamos previsto de 18 kilómetros “alones pechugones”, pues que aprovecháramos la prueba para correr en compañía y con logística de hidratación. Y es que a diferencia de las carreras de PAFRA que por lo general solo tienen distancias de 1, 2, 3, 5 y 6 millas, la Carrera de la Independencia incluía una opción corta de 3 millas (4.8 km) y otra larga de 10 millas (16.1 km). 



Al objeto de completar la rutina prevista, nos llegamos temprano a la zona de salida e hicimos un trote de calentamiento de 2.5 kilómetros, para enlazar luego enseguida con la propia carrera. En esta oportunidad no se dieron salidas separadas para cada una de las distancias, sino que partimos todos juntos. La ruta a seguir fue la tradicional de PAFRA, con inicio en las proximidades del Holiday Inn, para tomar luego rumbo a la loma de la CSS, el Consulado USA, la garita de Clayton, y entrar en Albrook. En este punto, en vez de realizar el usual retorno que se hace cuando se corren las 6 millas, seguimos de frente en dirección al aeropuerto, completando por la calle principal donde está el nuevo centro comercial, y llegando hasta algo más allá de la piscina, donde estaba el giro de regreso.


La prueba inició a las 6.30 am, y aunque al comienzo el sol estuvo medio oculto y la abundante vegetación ayudó a tener bastantes zonas de sombra, a partir de la loma de la CSS el “fulo” apareció en el horizonte y nos castigó con fuerza. Todos sudamos cantidad. Por este motivo, los puestos de hidratación, -creo fueron tres, que se convirtieron al ser un ida y vuelta en seis,- fueron de gran ayuda. 

En cuanto a participación, y a falta de los resultados oficiales que os enlazaré cuando estén disponibles, calculo por encima que seríamos unos 150 participantes, una buena cifra teniendo en cuenta que coincidía con otros eventos en la ciudad capital.

En el plano ya del relato de lo que fue la carrera, como no puede ser de otro modo salida rápida de los punteros cuando hay dinerito de por medio, y el resto pues cada uno buscando sus propios objetivos y retos, ya fueran de puesto, tiempo o sencillamente completar de la mejor manera la distancia.

La "flaca" en resfriado mode
Tere corrió muy limitada por un fuerte congestionamiento de pecho, ya que llevaba días resfriada con mucha tos y flema, cortesía en este caso de la lluvia que acompañó a los desfiles patrios. Pero quitando esa limitante, la verdad que hizo buen tiempo para lo que buscaba, y estoy convencido de que dentro de dos semanas, en los 21 kilómetros de la Maratón Internacional de Panamá, tiene a la mano bajar por segunda vez este año su marca personal de la distancia.


Por mi parte había tirado números en la cabeza y el objetivo era poder estar en un ritmo medio de entre 4.30 a 4.40 m/km. Durante la primera parte fui algo más rápido por la propia inercia de la carrera, aunque me iba aguantando sabedor de que los kilómetros finales se me iban a hacer largos. Una vez llegado al kilómetro 2.5, donde los corredores de 3 millas hacían su retorno, nos quedamos ya solos los participantes de las 10 millas, y entonces me di cuenta de que los corredores íbamos muy distanciados unos de otros. De hecho, en ese momento iba en el puesto 9 que fue el mismo con el que llegué a la meta, ya que ni me adelantaron ni tampoco pude alcanzar a nadie. Así que realmente la gran mayoría del tiempo corrí solo, aunque siempre está bien saber que hay otros “locos” en la calle haciendo lo mismo. 

La ruta no se puede decir que sea difícil, pero en verdad tiene sus zonas de columpios, que se van sumando a las piernas y acaban por hacer daño, sobre todo en el retorno de Albrook por la parte donde está la farmacia Arrocha. Al ser un circuito de ida y vuelta, pude cruzarme con los punteros y todos iban bien separados unos de otros, casi no hubo cambios en las posiciones de ahí al final. 

A partir del kilómetro 9, precisamente donde inicia en el regreso la subida de la Arrocha, mi ritmo empezó a decaer, pero me siento contento del esfuerzo realizado y haber podido alcanzar el objetivo que tenía en mente, ya que la media final fue de 4.31 m/km. Doble satisfacción, porque las molestias de espalda ya casi han cesado, y porque con solo cuatro semanas de entrenamiento empiezo a ir agarrando ritmo poco a poco. Como diría Luis Fonsi, “despacito, pasito a pasito” jajaja.

Todos riendo y yo vuelto leña, pero ellos habían llegado ya hacía rato, así no se vale
A la llegada, y mientras estirábamos, nos echamos unas buenas risas recordando anécdotas del pasado con Nicolás García, sus hijos, Anel Grimaldo, Johan Jurado y otros amigos de la ruta. La verdad que esos momentos son ganancia total. Relajación 100% para el cuerpo y la mente.


Muchas felicidades a tod@s los participantes y en especial a los ganadores de las diferentes distancias. Agradecer también a la organización de PAFRA, buenos amigos todos ellos, la labor desinteresada que hacen en la promoción del running.

Si estáis interesados podéis ver más fotos del evento gracias a J.L CHONG y a los amigos de 507 CARRERAS. Gracias a ambos, hacéis un magnífico trabajo.

En resumen, una carrera más para la temporada, ya la #18, satisfecho teniendo en cuenta que no ha sido un año fácil, y con ganas de seguir entrenando y compartiendo ruta con la gente maravillosa que formamos la comunidad runner.

Abrazos y éxitos,


FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario