16 mayo 2016

Reporte SPEEDFORM APOLLO 2 (Under Armour)

Hola de nuevo compañer@s de la ruta:

A continuación os comparto mis impresiones sobre la nueva versión de la zapatilla APOLLO, correspondiente a la colección spring/summer 2016. La verdad es que el modelo APOLLO no estaba hasta ahora entre mis favoritos de la marca, pero después de probar la APOLLO 2, os confieso que me ha encantado.

Under Armour Apollo 2

La APOLLO 2 pertenece a la colección Speedform que fue lanzada al mercado a finales del 2014, iniciando con el modelo RC (que fue una especie de prototipo), y continuando después con la APOLLO, la GEMINI, la FORTIS y la SLINGSHOT. Cuando sale una nueva versión de una zapatilla, generalmente hasta que uno las prueba no sabe que tan diferente es la evolución del modelo en cuanto a diseño, materiales y tecnología. Con frecuencia sucede que los cambios son realmente mínimos, casi siempre relacionados con la apariencia y colores del modelo, pero en algunas ocasiones los calzados son muy diferentes, tanto que ameritaría que la marca los bautizase con una nueva denominación. Siguiendo esta idea anterior, os comento que a la par que he ido realizando la prueba y análisis de la APOLLO 2, también he comenzado a probar las GEMINI 2, cuyo reporte os compartiré no tardando. Las GEMINI originales y las GEMINI 2 son realmente muy parecidas; no hay que ser un experto ni meterle mucha mente para ver que los cambios han sido mínimos y se refieren casi en exclusiva a la zona superior y a la parte interna del arco de la zapatilla, mientras que la media suela y suela me atrevería a decir que son casi 100% idénticas. En cambio la APOLLO 2 es muy diferente a la APOLLO en su versión original, especialmente en lo que hace referencia a la media suela, pero también en cuanto al upper y la propia suela.

UNDER ARMOUR 

A través de los diferentes reportes de textil y calzado que llevo publicados os he contado anteriormente los orígenes y evolución de UNDER ARMOUR como marca, pero para los que sois nuevos en mi página, os comparto un resumen de cómo ha sido su historia hasta ahora, y los motivos que han llevado a que tras solo 20 años de operaciones, UNDER ARMOUR sea ya en la actualidad una de las marcas punteras a nivel mundial y la segunda más vendida en el mercado estadounidense, solo superada por el gigante Nike.

Under Armour Apollo 2

UNDER ARMOUR es ciertamente una de las marcas más nuevas en el panorama deportivo internacional, y siempre se ha destacado por la alta calidad e innovación de sus prendas de textil. El sistema de compresión de UNDER ARMOUR ha inspirado a otros muchos, y hoy en día es común ver a una gran cantidad de deportistas de diferentes disciplinas vistiendo alguna prenda con el característico logo UA. Sin embargo, no fue hasta el 2006 que la empresa se diversificó y comenzó a lanzar sus primeros modelos de calzado deportivo, teniendo como objetivo siempre la innovación en sus tecnologías y diseños, siguiendo la exitosa senda que había iniciado con anterioridad en las prendas de textil. Eso es lo que llevó a su fundador Kevin Plank a prosperar rápidamente desde un pequeño cuarto en la casa de su abuela en Georgetown donde comenzó, hasta el enorme imperio comercial que UNDER ARMOUR es hoy en día y cuya sede central está en Baltimore. En tan solo diez años, UNDER ARMOUR ha ido desarrollando una gama de calzado confiable en diferentes disciplinas deportivas, y poco a poco ha incursionado en el mundo del running, dominado tradicionalmente por firmas con mucha más trayectoria como Nike, Adidas o Asics. 

Desde un punto de vista comercial no sé si se decantaron por la mejor campaña, pero UNDER ARMOUR surgió desde el primer momento con la idea de romper con lo conocido hasta la fecha, y a riesgo de equivocarse, insistir en sus planteamientos de innovación tecnológica. Ello se tradujo en una estrategia de presentar calzado bastante radical en cuanto a sus características básicas, orientado principalmente a atletas competitivos. Siguiendo esta línea, los primeros modelos no buscaban como objetivo primario la amortiguación, la comodidad o la vida útil de los mismos, sino aspectos referidos más al comportamiento y la transición de la energía, y cómo lograr la eficiencia máxima en cada zancada. Todo este proceso se fue dando de la mano del desarrollo de nuevos materiales y sistemas constructivos, siempre teniendo en la mira y sin olvidar que la marca nació del textil, buscando incorporar al máximo esas valiosas enseñanzas en sus calzados. Un hito fundamental en esta evolución fue la espuma Micro G®, incorporada en la media suela de la mayoría de los modelos de running, y más recientemente del Charged®, otro novedoso compuesto que junto al Micro G® conforma actualmente un sistema muy eficiente que conjuga una excelente amortiguación y una impresionante capacidad de respuesta. 

UNDER ARMOUR SPEEDFORM APOLLO 2 

Para los que no tuvisteis oportunidad de saberlo, UNDER ARMOUR nombró a su modelo APOLLO, al igual que posteriormente al GEMINI, en referencia a la carrera espacial y a las misiones de la NASA que en los años 60 tenían como objetivo llevar un hombre a la luna. La comercialización del modelo APOLLO supuso un antes y un después para UNDER ARMOUR en lo que respecta a su sector del calzado. Fue realmente el primer modelo al que se le hizo una enorme campaña de marketing, con un lanzamiento en los medios espectacular, y adicional logró un buen nivel de ventas para no ser un calzado de tipo generalista.

Under Armour Apollo 2

La APOLLO se presentó como una zapatilla cuyo principal reclamo se basaba en un excepcional nivel de ajuste, unido a la ligereza y suavidad de su upper. Este último, fabricado como una pieza monocasco sin costuras, supuso una auténtica revolución sobre lo anteriormente conocido. A pesar de todas estas ventajas, el nicho de mercado de la APOLLO era algo limitado, ya que se orientaba sobre todo a un corredor que tuviera buena técnica de carrera, fuera liviano de peso y estuviera acostumbrado a correr a ritmos rápidos. Esto era debido a que su grado de amortiguación era bajo-medio, y la espuma Micro G® quedaba mayormente expuesta en la suela, propiciando un desgaste acelerado en corredores más pesados.

Aunque la vida útil de la APOLLO estaba estimada en unos 500 kilómetros, a partir de los 300 se solían presentar ya ciertas deficiencias, tanto de funcionalidad como estéticas. Los diseñadores de la APOLLO 2 sin duda tuvieron en cuenta estos inconvenientes anteriores y realizaron cambios notorios que afectan a los tres niveles de la zapatilla: upper, media suela y suela. En mi modesta opinión como tester de UNDER ARMOUR, la nueva versión de la APOLLO se parece más bien poco a la versión original, y perfectamente le podrían haber dado una nueva denominación. Estoy convencido de que los que amasteis la APOLLO también estaréis complacidos con la APOLLO 2, pero de igual modo estoy seguro de que habrá gente, como es mi caso, que no la tenían entre sus modelos favoritos, y que ahora estarán gratamente sorprendidos con su segunda versión.

Creo que después de probarla, colocaría a la APOLLO 2 en mi top 5 de zapatillas imprescindibles de UNDER ARMOUR, compartiendo este honor con la MONZA (todavía siento enorme tristeza de que la hayan descontinuado), la GEMINI, la BANDIT y la FORTIS. Al ser una zapatilla dentro del rango de las voladoras no la he metido tantos kilómetros como suele ser habitual con otras de entrenamiento o mixtas antes de hacer el reporte, pero creo que ha sido más que suficiente para contaros mis sensaciones al calzarlas y detallaros los diferentes componentes y tecnologías que se hacen presentes en este nuevo modelo.

NIVEL SUPERIOR 

El upper de la zapatilla sigue la morfología de la Speedform APOLLO original, siendo de tipo monocasco sin costuras. Desde el primer momento que uno se las prueba en la tienda se nota una enorme sensación de comodidad y ajuste, sin rebordes ni cosidos internos que interfieran o molesten. Es lo más parecido a tener los pies dentro de una suave media. En el upper de la zapatilla nos encontramos con dos partes claramente diferenciadas, la delantera de malla, y la posterior similar a un neopreno. Las dos piezas del upper no están cosidas ni pegadas, sino que se sueldan mediante un proceso diseñado por la empresa BEMIS, la cual se dedica a impermeabilizar materiales, y que consiste en la aplicación de ultrasonido junto a una fuerte presión y alta temperatura a varios compuestos especiales para que la junta resultante sea plana y estanca. Así ambas quedan perfectamente unidas mediante una especie de cinta, dando la sensación de ser una única pieza. La malla que cubre de modo homogéneo toda la parte delantera es de material sintético de doble capa, con la finalidad de darle mayor confiabilidad y durabilidad.

Under Armour Apollo 2

A pesar de no llevar ningún tipo de refuerzo, ni piezas de cierre adicional, la malla cumple perfectamente con su función de ajuste, otorgando una sujeción excepcional. En la capa exterior se aprecian perforaciones de diversos calibres siguiendo un diseño de red, mientras que la interna es mucho más tupida, aunque si nos fijamos hay cientos de pequeños orificios siguiendo un patrón fijo del tamaño de la punta de un alfiler.

Under Armour Apollo 2

Este upper de doble capa sin lugar a dudas ha sumado a favor de la durabilidad del modelo, frente al APOLLO original del que se criticaba era demasiado minimalista. Pero como no todo pueden ser buenas noticias, se ha perdido algo de la capacidad de transpiración y evacuación de agua de la zapatilla, un tema de mucha importancia en climas como el de nuestro país que conjuga alta temperatura y niveles de humedad por encima del 90% durante todo el año. Luego a la hora de la valoración final haré mayor énfasis en este aspecto.

Under Armour Apollo 2

La puntera de la APOLLO 2 es sencilla, aunque ha incorporado respecto a la versión original un refuerzo de silicona que protege la parte frontal de la malla y se inserta en la media suela, y que a su vez es cubierto parcialmente por el espigón de la misma suela. Este es otro nuevo elemento a favor de la durabilidad, aunque como veremos más adelante, va a tener obviamente su trascendencia en cuanto al aumento de peso del modelo. 

En la primera versión de la colección Speedform, el RC, los diseñadores de UNDER ARMOUR incorporaron en la parte frontal una preforma de todos los dedos del pie, pero este elemento entiendo no fue del agrado de la mayoría de los corredores, debido a que la forma y tipología del pie varían mucho en cada persona. En los siguientes modelos, incluyendo la APOLLO original, la GEMINI y la FORTIS, la preforma se redujo exclusivamente al dedo gordo. La APOLLO 2 mantiene esta silueta preformada, a través de una pequeña depresión que busca que el dedo gordo quede como envuelto y separado del resto, buscando de este modo un mayor nivel de ajuste. Realmente es casi inapreciable, pero es un elemento más a destacar de hasta qué punto los diseñadores buscan hacer la diferencia.

En la zona del arco, aunque no es fácil de detectar, encontramos también una modificación respecto del modelo original, ya que el mismo ha sido reforzado, con la finalidad de que se produzca un mayor ajuste y el pie se mantenga en todo momento orientado en el sentido de la marcha.

Respecto de la lengüeta, y al igual que en la versión original, sigue siendo una pieza independiente y no va incorporada a través de faldones o membranas al resto del upper, como era el caso de icónicos modelos de UNDER ARMOUR como la MANTIS o la CHARGE. Mientras que en la APOLLO original la lengüeta, aunque de doble capa, era tremendamente liviana, llena de perforaciones y muy transpirable, la APOLLO 2 incorpora una de doble capa con materiales sintéticos mucho más duraderos pero a la vez menos transpirables, con una parte externa de alta resistencia tipo neopreno, y una suave pero de diseño muy cerrado en la parte interior. Hay que destacar que la lengüeta no tiene ningún tipo de trabilla o corte para insertar los cordones y mantenerla en su posición. En la APOLLO original y en los últimos modelos como la GEMINI y la FORTISUNDER ARMOUR sí estaba incorporando un corte por donde se cruzaban los cordones, pero ello podía causar algún tipo de roce o neuralgia, especialmente a los triatletas que compiten sin medias y también a las personas de empeine alto. A pesar de la ausencia de este elemento, si uno tiene la precaución de colocarse bien la lengüeta al momento de atarse los cordones, el ajuste de este modelo es tan perfecto que la misma nunca perderá su posición, evitando desplazamientos laterales. 

Con referencia a los cordones, difieren de los de la APOLLO original, y son similares a los que se están montando en las últimas colecciones de UNDER ARMOUR como la GEMINI o la FORTIS. De forma redonda, tienen relieves en toda su extensión para facilitar que se adapten mejor a la presión que se origina en los cambios de dirección en los diferentes ojales, lo que hace que la lazada se mantenga firme y no ceda. La longitud de los cordones es de tipo medio, permitiendo sin problemas una doble lazada, y que no quede mucho sobrante.

Under Armour Apollo 2

En cuanto a los ojales, se mantiene el diseño conceptual de la APOLLO versión original, con cuatro pares a cada lado, con una distribución paralela de los internos respecto de los externos, y ubicados en forma lineal y a la misma distancia dentro de cada lado. Buscando al máximo eliminar costuras, y en beneficio de la simplicidad, no hay ojales de metal o trabillas cosidas para el paso de los cordones, sino que la malla está cortada en un troquel que permite que ella misma forme unos túneles por los que se desliza grácilmente el cordón. Desde el punto de vista de la presión ejercida y el ajuste, se consigue una mayor eficacia con este sistema de túneles que con el ojal tradicional de metal, ya que la superficie de sujeción es mayor. Incluso en la APOLLO 2 se ha eliminado el único ojal redondo de metal que estaba presente en la APOLLO original, el cual estaba ubicado en la orejera más cercana al tobillo.

Under Armour Apollo 2

Actualmente en el mercado de calzado de running es bastante usual encontrar cinco o más ojales para el cruce de los cordones, y siguiendo esta tendencia la famosa MONZA tenía cinco y la BANDIT seis, pero la APOLLO 2 con tan solo cuatro logra un ajuste realmente sorprendente. En esto tiene mucho que ver la morfología de todo el upper y su forma de monocasco, aunado a la eficiencia y sujeción que aporta el diseño del talón y del collarín que os comento a continuación. 

En la APOLLO 2 se nota enseguida que los diseñadores han querido dar fortaleza y durabilidad a la zona del talón y el collarín respecto del modelo original. En la primera APOLLO esta parte se reducía a su mínima expresión, con un material sintético extremadamente delgado que más parecía un sencillo cartón, y cuya única fortaleza provenía del contrafuerte.

Under Armour Apollo 2

Ahora esta zona se ha sustituido por un material tipo neopreno, presente como hemos visto antes en otras zonas de la zapatilla como la lengüeta o el lateral interno de la zona de los ojales, rematado por un ribete que proporciona una sensación de ajuste y confort muy agradable. Este ribete, como en los anteriores modelos de la colección, lleva unas mini-banditas de silicona, con el objetivo de contribuir a evitar el deslizamiento del pie cuando la zapatilla se usa sin medias, como es frecuente en los triatletas. 

El talón en la APOLLO 2 es bastante similar al de la APOLLO original, aunque queda menos a la vista al ir encastrado buena parte del mismo dentro de la amplia media suela. El contrafuerte da soporte y rigidez a toda la zona, y es de una sola pieza de TPU -poliuretano termoplástico-, con una nueva forma que extiende sus brazos más hacia la parte media de la zapatilla.

Under Armour Apollo 2

Este nuevo diseño del talón en la APOLLO 2 cumple muy bien con la función de sujeción de todo el conjunto, y favorece aterrizajes muy suaves, sobre todo en zonas de descenso donde los corredores a veces tendemos a entrar más de talón que de costumbre. A modo de resumen, se podría decir que en esta zona se ha ganado mucho en soporte, sin haber incrementado significativamente el peso, y la sensación de confort es mucho mejor que con el modelo original.

Under Armour Apollo 2

En cuanto a la plantilla, y al igual que pasaba con la GEMINI, la FORTIS y la SLINGSHOT, a simple vista no hay ninguna pieza que haga tal función, ya que la parte interna del monocasco no contiene elementos pegados o removibles. Pero efectivamente existe una plantilla de espuma, en este caso de 2 mm, la cual va de modo oculto integrada en la unión a la media suela.

Under Armour Apollo 2

Esta plantilla tiene como ventaja que es muy liviana, y adicional contribuye a la amortiguación del conjunto. El que la plantilla no sea removible es una limitante para aquellos atletas que necesitan usar plantillas ortopédicas personalizadas, por lo que este modelo no sería el más adecuado a sus necesidades. En lo personal, el que la plantilla vaya integrada me parece una ventaja, ya que se evita que la misma se pueda zurrar hacia adelante, sobre todo en terrenos de fuerte descenso. Esto anterior me ha pasado con otros modelos de plantilla tradicional, al igual que he tenido a veces que arrancar una plantilla que iba pegada y sustituirla por otra, al formarse un doblez en alguno de los puntos críticos, lo cual es realmente muy molesto. 

MEDIA SUELA 

En la media suela de la APOLLO 2 encontramos tres diferencias principales respecto del modelo original. Os las paso a explicar en detalle:

Under Armour Apollo 2

1) Aunque en la APOLLO original la media suela visualmente parecía bicapa de dos compuestos por la diferencia de colores en la misma, en realidad se trataba de una sola pieza de Micro G®. En la APOLLO 2, en cambio, se sigue una configuración que UNDER ARMOUR denomina “Charged Cushioning System”, al superponer los dos compuestos más famosos de la marca, el tradicional Micro G® y el novedoso Charged®. Esta configuración fue iniciada con el modelo GEMINI, aunque en ese caso la colocación de los compuestos era al revés, orden que curiosamente mantiene la nueva GEMINI 2, un dato para el análisis cuando haga el review correspondiente. En cambio en los modelos FORTIS y SLINGSHOT, las espumas sí se ubican en el mismo orden que en la APOLLO 2, estando el Charged® en contacto directo con la propia suela

Respecto del Micro G®, y como ya he hablado muchas veces de sus características, solo os recordaré que es un compuesto creado por UNDER ARMOUR y que supuso un considerable avance respecto de la tradicional espuma de EVA (etil, vinil, acetato), al tener mayor densidad de amortiguación que esta espuma. Eso a efectos prácticos se traduce en que con una capa más delgada se consiguen similares efectos, reduciéndose el peso del conjunto en un 30%.

Under Armour Apollo 2

Con relación al Charged®, apareció por primera vez en las GEMINI, y se trata de un polímero formado por cuatro componentes de distinta densidad, cuya mayor ventaja es que es dinámico, ya que tiene capacidad de adaptación en cuanto a la presión ejercida y la respuesta subsiguiente. Realmente al correr se siente bien tanto el soporte, la absorción del impacto, como el retorno de la energía. Este polímero es una auténtica maravilla, ya que a pesar de su poco peso aporta una excelente durabilidad y respuesta. La propia marca afirma que con la superposición de estos dos compuestos se consigue que “los aterrizajes se conviertan en despegues explosivos”. Un dato curioso es que la versión youth  (para niños) de la APOLLO 2 no lleva incorporada el Charged®.

2) La segunda diferencia radica en cuanto al grosor de la media suela. En la APOLLO original su media suela era aproximadamente un 50% más delgada de la que incorpora la APOLLO 2. Esta es una de las variaciones más notorias entre ambas versiones, y que afecta en mayor medida al comportamiento y funcionalidad de la propia zapatilla. Aquí es donde la APOLLO 2 se convierte en un modelo con mucho más recorrido que la versión original, y amplía su rango de usuarios a corredores de mayor peso y que quieran completar mayores distancias. Como es obvio todo no pueden ser ventajas, y este mayor grosor de la media suela, que en la zona del talón llega casi a los 2.5 centímetros, se traduce en un incremento del peso del conjunto.

Under Armour Apollo 2

Respecto de la geometría de la media suela, en la APOLLO 2 es mucho menos acentuado el bisel de la parte interior, ya que en todo momento se mantiene una gran cantidad de material a disposición de la amortiguación del corredor.

3) Por último, la tercera diferencia se aprecia a simple vista, y es la eliminación de la pieza de TPU en forma de arco que incorporaba en la media suela y parte de la suela la APOLLO en su versión original, lo que aportaba estabilidad al modelo, y lo convertía en indicado tanto para corredores neutros, como para corredores con leve pronación. Por este motivo, la APOLLO 2 se dirige a diferencia de su antecesora y en exclusiva al mercado de corredores con pisada neutra.

SUELA

La suela de la APOLLO 2 presenta también numerosos cambios respecto de la APOLLO original, buscando, en concordancia con las innovaciones anteriormente mencionadas, ofrecer una zapatilla con buen agarre, óptima amortiguación y mayor durabilidad. La APOLLO original seguía en la suela el patrón de diseño típico de UNDER ARMOUR que asemejaba la morfología del pie humano, con los metatarsos y las falanges de los dedos separadas, característico de modelos como el FTHR RADIATE, TOXIC SIX o en parte la misma GEMINI. Adicional, en la APOLLO original los diseñadores habían optado por ubicar en la suela pocos remaches y de tamaño reducido, dejando las teóricas zonas de menor fricción simplemente con la media suela al descubierto. Siguiendo este patrón, solo las zonas del talón, de los metatarsos y de los dedos, estaban protegidas por remaches de caucho de durabilidad. Ello provocaba que el resto de áreas sufriesen mucho, y que algunos usuarios tuvieran que desechar su calzado por motivo de un desgaste acelerado en la suela, mientras que los demás elementos se mantenían con una buena funcionalidad.

Under Armour Apollo 2

La APOLLO 2 por el contrario abandona en su suela la morfología del pie humano, y cubre con remaches de caucho de alta abrasión de 4 mm puntos estratégicos, contribuyendo con ello tanto a la flexión natural de todo el conjunto como a la durabilidad de este elemento en específico. Es muy llamativo sobre todo el caucho presente en toda la parte externa que une la zona del talón con la del metatarso, área que anteriormente estaba desprotegida. Por lo que respecta a los puntos de torsión, hay varios surcos longitudinales y transversales que contribuyen a la transición de la energía desde el talón a la punta de la zapatilla, favoreciendo en el corredor una pisada más estable y eficiente.

Under Armour Apollo 2

A modo de resumen podemos señalar que al tener mayores zonas de apoyo, en la APOLLO 2 se incrementa la amortiguación, tracción y durabilidad respecto de la versión original. Esto anterior se puede ver matizado como es lógico en lo que respecta a la tracción si encontramos lluvia y piso mojado, ya que como cualquier zapatilla tipo flat va a perder algo de agarre, sobre todo durante los primeros usos cuando los remaches de caucho de la suela estén todavía nuevos.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 

UNDER ARMOUR ha puesto el foco en sus últimas colecciones en tres aspectos principales con el objetivo de hacer mejores corredores: la velocidad, la distancia y la resistencia. Conforme a esas características,  la marca ha clasificado todo su calzado de running en tres categorías, RUN FAST, RUN LONG y RUN STRONG. El modelo APOLLO 2 está catalogado como RUN FAST, y aunque obvio no es tan “fast”, “flat” y “racing” como la APOLLO original, y por supuesto como la RC, es la característica que con gran diferencia mejor la define.

Under Armour Apollo 2

Entre los principales activos de la APOLLO 2 está sin duda alguna su gran nivel de amortiguación, al incorporar en la media suela el nuevo compuesto Charged®. Al ser una espuma adaptativa, cuando caminamos con ella o trotamos suave nos da una sensación de comodidad y cede bastante, mientras que si la sometemos a ritmos alegres y vivos responde con menor recorrido, favoreciendo la transmisión de la energía de nuestras zancadas y ayudando a una correcta transición y despegue. Obviamente en modelos más voladores como la SLINGSHOT notaremos una mayor capacidad de respuesta que con la APOLLO 2, pero en cambio, la APOLLO 2, con su amortiguación de grado medio, se nota más amortiguada y estable que la SLINGSHOT.

A diferencia de los modelos GEMINI y FORTIS que eran muy versátiles y estaban dirigidos a una pluralidad de usuarios, distancias y ritmos, fungiendo como zapatillas mixtas de entrenamiento y competición, la APOLLO 2 al igual que la SLINGSHOT, es un calzado con un mercado meta mucho más restringido. La APOLLO 2 está indicada para corredores neutros, livianos con un rango de peso de entre 120 a 190 libras, y que preferiblemente tengan una buena técnica de carrera.

Under Armour Apollo 2

Al igual que la APOLLO original, la APOLLO 2 se sigue destacando por ser una zapatilla muy cómoda y confortable, pero soporta mayor carga de kilómetros que su predecesora, tanto por haber incorporado en la media suela el sistema de espumas de doble capa, como por el aumento de grosor de las mismas. Por ello es una zapatilla mucho más amortiguada, que ya no se queda en distancias inferiores o iguales a los 10 kilómetros, sino que se comporta admirablemente bien incluso hasta media maratón.

Con referencia al terreno, las APOLLO 2 están diseñadas para correr en asfalto u otra superficie rígida como el concreto. También se desempeñan muy bien en la pista sintética. Hay que evitar meterlas por terrenos de tierra e irregulares, ya que la capa de Charged® queda expuesta en gran parte de la suela, y es una espuma que se deforma y daña con facilidad ante la presencia de piedras u otros objetos filosos y cortantes. De igual modo la tracción va a sufrir mucho en ese tipo de superficies.

Con relación al drop, que mide la diferencia de altura entre talón y puntera, en la APOLLO 2 es de 8 milímetros, (23 mm en el talón y 15 mm en la puntera), igual que la que podemos encontrar en modelos mixtos como la GEMINI o la FORTIS. Obvio se siente la diferencia con modelos más “flat” como la RC, que tenía un drop de solo 6 mm, o la misma SLINGSHOT con sus 7.5 mm, pero se sigue notando una pisada muy equilibrada sin sentir en ningún caso la inclinación.

En cuanto al peso, y después de haberos comentado los cambios de la APOLLO 2, sobre todo en cuanto al grosor de la media suela y consistencia del upper, como era de esperar se ha elevado respecto del modelo original desde las 5.7 onzas hasta las actuales 8 onzas (227 gramos) en la talla de referencia que es la 9 de varones, pero siguen siendo unas zapatillas dentro del rango de las consideradas livianas. Esto es debido a que tanto el Micro G® como el Charged® son compuestos muy ligeros.

Under Armour Apollo 2

Referente a las tallas, la APOLLO 2 se fabrica para varones en escala desde 7 a 13 US en medios números, 14 y 15, mientras que para mujeres está disponible desde 5 a 11 US también en medios números y 12. Cuestión diferente es que los números más grandes lleguen a Panamá, sobre todo en versión dama donde cada vez hay más corredoras con buena altura que no encuentran calzado adecuado a su tamaño. Como respecto de algunos modelos previamente os he comentado que los usuarios y la propia marca recomendaban comprar medio número más de lo habitual, caso de la GEMINI o la FORTIS, os aclaro que respecto de la APOLLO 2 no es necesario. Así que vuestra talla habitual os debe funcionar, pero como siempre os digo, el calzado hay que probarlo en ambos pies, y sentir que realmente os queda ajustado, no en el sentido de prieto, sino que el pie quede bien sujeto y no sufra desplazamientos longitudinales ni transversales. Respecto de su uso sin medias, el interior se siente realmente suave y el acabado no tiene costuras ni molestos rebordes, por lo que son indicadas para calzarlas de ese modo.

Under Armour Apollo 2

Por decir algún punto a mejorar de la APOLLO 2, considerando su uso en Panamá, y debido a las extremas condiciones de temperatura y humedad con las que tenemos que lidiar, tienden a retener algo de humedad en la parte del habitáculo después de la primera hora de uso. Creo el material sintético del upper en su parte interna es demasiado cerrado, añadido a que las partes tipo neopreno tampoco favorecen la evacuación. De todos modos en Panamá cualquier zapatilla, sea de la marca y modelo que sea, adolece de este problema a la larga, así que es algo a lo que los corredores ya estamos bastante acostumbrados.

Under Armour Apollo 2

Hablando ahora de su mantenimiento, os recomiendo limpiar regularmente el upper y la media suela con un trapo húmedo, y lavarlas sumergidas en agua solo de ser necesario. Tened cuidado de no utilizar para frotar cepillos de cerdas ni usar detergentes químicos porque pueden dañar algunos de los materiales.

Dicho todo lo anterior, recomiendo la APOLLO 2 para corredores neutros que quieran una zapatilla rápida y con bajo drop, pero al mismo tiempo que mantenga un buen grado de amortiguación, para uso en asfalto y superficies rígidas, y para distancias hasta 21 kilómetros.

Como la APOLLO 2 pertenece a la colección primavera – verano 2016, actualmente ya está a la venta vía web y también en las principales tiendas especializadas. Su precio de venta aproximado es de US$100, lo que la coloca en una muy buena relación calidad-precio. Muy pocas zapatillas como la APOLLO 2, que son tope-gama, se pueden adquirir en el mercado actualmente por menos de US$140 – US$150. Ese es un elemento a considerar muy a su favor.

Como siempre quedo a vuestra total disposición para cualquier consulta o duda que os surja sobre las características y recomendaciones de uso de la APOLLO 2 y del resto de modelos de UNDER ARMOUR.

Nos vemos en la Ruta!

FER 


Fotografías by RunninginPanama.com


No hay comentarios :

Publicar un comentario