12 agosto 2011

La Ortiga falsa y la Serpiente Roja

Hola amigos,

Hoy tocaba jornada de descanso en lo deportivo, pero lo prometido es deuda y tenía que colgar las fotos de la "Revenge" contra la Ortiga que me había lacerado y de la que os hablaba en la entrada de ayer.

Así que en la tarde aprovechando que Diego trajo buenas notas del cole y llegamos relativamente pronto a la casa, le ofrecí como premio salir a caminar un rato por el Cerro El Peñón. A él le fascina caminar y ver naturaleza, así que accedió sin dudarlo de una vez. Cargados con el machete que siempre llevamos por "si las moscas", nos trepamos al Cerro con paso firme mientras le comenté de mi incidente con la famosa ortiga. Llegados al sitio donde había sentido la fricción, localizamos enseguida la mata pero en contra de lo que pensaba no se trataba de una ortiga común, sino de una mala hierba que parece es bastante habitual por el área. Sus hojas son largas y en todo el borde tienen como una pequeñísima hilera de dientes de sierra, mientras que su dorso es super áspero como papel de lijar madera. 

Parece mentira que una plantita tan pequeña pueda provocar semejante destrozo
En el tallo está lleno de diminutos folículos super urticantes
El borde de las hojas aunque no se llega a apreciar es un pequeño diente de sierra  en toda su extensión
En el tallo hay pequeñísimos folículos urticantes casi invisibles, pero que si los tocas te irritan horrible la piel. No se cual es el nombre científico de la mata en cuestión, pero tras un juicio rápido el veredicto fue de culpabilidad y la sentencia "machetazo en toda regla". Mi hijo se encargó de ejecutar la misma para así librarnos a Patrick y a mi de mas desagradables encuentros en próximas corridas. Luego observamos que de esa clase de mata había muchas otras mas en las orillas de la calle pero por alguna extraña razón esta había crecido casi en medio del camino y era un peligro para nuestra anatomía.

Continuando con el paseo decidimos ir por la Calle de los Franceses y de sopetón nos topamos con un pedazo de culebra enorme en el arcén del camino. Avisé sobresaltado a Diego rápidamente para que se detuviera, y tras unos segundos vimos que el ofidio no se movía. Con el machete en la mano la toqué un poco y entonces comprobamos que tenía la cabeza reventada, aunque el resto del cuerpo estaba en perfecto estado. Sin duda alguna, uno de los lugareños del área la acaba de matar hacía pocos minutos antes. Jamás había visto una serpiente de esta especie, ni Diego tampoco la recordaba de sus guías de naturaleza. Así que tiramos de cámara y tomamos imágenes de sus principales partes para intentar su reconocimiento mas tarde en la casa. La serpiente era de un color rojo mezclado con escamas negras, muy llamativa y con una longitud estimo de 1.40 a 1.50 metros. Cuando la agarré se la sentía todavía fresca y tersa, y pesaba lo suyo aunque no lo parezca.

Yo mido 1.86 metros, así que ya veis el tamaño que tenía  el espécimen


Parece alguien la golpeó en la cabeza solo algunos minutos antes de nosotros encontrarla
La parte superior estaba en perfecto estado con sus escamas rojas con ribetes negros
El dorso era de otra coloración que la parte superior
Ya de regreso en casa buscamos y revisamos todos los atlas y libros pero no pudimos encontrar ninguna parecida. Pensé que hoy en internet podría hacer una rápida búsqueda, pero lo único que he logrado encontrar por el momento ha sido un artículo en el que hablan de una serpiente roja mexicana donde hay una foto que se parece mucho. Fuera de eso nuestra amiga sigue todavía en el anonimato, por lo que agradezco  si alguno de los expertos biólogos que a veces se pasan por el blog puede arrojar algo de luz sobre el caso.

Mañana si el tiempo acompaña haré con Patrick una tirada larga por Amador, así que hoy nos toca de nuevo poner el despertador a las 4.30 am.

Feliz fin de semana y bienvenidos a Danae, Jabi y Novatillo Total que se han sumado como nuevos seguidores del Blog.

Saludos,

FER

8 comentarios :

  1. pues la llamamos bicha y ya está. Para hacer una carerrita de montañaa por allí. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Fer, las serpientes me dan repelus, pero las ortigas (las marinas)por aquí nos las comemos fritas. Estan de buenaaaaas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Dios!, vaya jungla... ja,ja.

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Hola Fer,
    Viste que te dije !!!
    Son todo una sorpresa tus entradas jajaja
    Empece a leer la anterior que no había leido y vaya sorpresa.....
    Un abrazo,
    Gustavo.

    ResponderEliminar
  5. Ese mi Fer, yo pense que ya que las serpientes no te hacian correr, ahora iba a ser tu hijo machete en mano, je je je!!!
    Siempre es un gusto leerte y conocer el medio por donde corres.
    Un abrazo hermano y descansa que mañana viene lo bueno.

    ResponderEliminar
  6. Eres un crack macho me encantaría poder hacer los entrenos tuyos, y tener tu edad, naturalmente jajajajajaj, lo que no me envidia son los "animalitos" que de vez en cuando te acompañan en tus entrenos,un saludo campeón.

    ResponderEliminar
  7. Hombre, ya decía yo que no volvían las serpientes al blog... :) Vaya con la planta, me llega a pillar el día que se me rajaron los pantalones y me estoy acordando de ella toda la vida... :) Seguro que lo pasasteis en grande, es tan bonito ir con un hijo cuando ves que le gusta tanto aprender cosas nuevas... Disfrútalo que tienes un tesoro!!!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por los comentarios chicos,...jejeje

    Pues si, no está mal eso de llamarla bicha y así nos quitamos de problemas Fausto.

    Angel, mira lo que aprende uno, sabía de algas marinas que están deliciosas, pero no sabía de ortigas y menos fritas, habrá que probarlas :)

    A los Gustavos saludos,...jeje, ya veis que nunca falta la serpiente de turno.

    Titan hermano, sigue dando caña y con ese ánimo contagioso.

    Jose, pues nada hombre, hay que programar un entreno, y de la edad pues la verdad estamos hechos unos chavales todos los runners, comparados con la gente sedentaria parecemos sus hijos.

    Isidro, jajaja, todavía me acuerdo de tu episodio con los pantalones,...muy bueno,...chusi, ese día las debiste de pasar fuck up,...En verdad que compartir con los hijos es lo máximo, son momentos que quedan en la memoria por mucho tiempo.

    Abrazos compañeros y salud y kms para todos,
    FER

    ResponderEliminar