29 noviembre 2009

Cuando correr es divertido

Waoooo, que diferencia hoy respecto del entrenamiento de ayer en la Cinta Costera que fue insoportable entre el olor y la cantidad de gente que se te metía en el medio.


Como viene siendo costumbre los últimos domingos, quedé con mi amigo Patrick temprano a las 5.15 am para ir desde Las Cumbres hasta Gamboa. Aparcamos en el área donde se suele quedar la gente que va a pescar cerca del Lago y comenzamos desde allí mismo a correr en dirección al puente. Eran las 6.00 am cuando iniciamos la trotada y todavía no había amanecido. A pesar de eso, o quizás debido a eso, sentimos una sensación mágica corriendo todavía entre penumbras. Cruzamos el puente de Gamboa y seguimos camino al Pipeline. La idea era hacer un fondo de 2h30 minutos, así que entramos en el Camino del Oleoducto hasta que cumplimos 1h15 minutos, meadita y regreso. Lo pasamos excelente y con lo único que tuvimos que lidiar fue con la humedad del lugar, y algunos monos aulladores que nos gritaron desde lo profundo de la jungla.



No coincidimos con ningún corredor, se ve que pasada la Media-maratón de Summit del domingo la gente prefirió buscar otras rutas. Nuestros únicos encuentros fueron con un par de mountain bikers, y grupos de turistas extranjeros en actividad de "bird watching" con enormes cámaras y teleobjetivos. Hoy los turistas nos saludaron muy cortésmente y hasta nos cedieron el paso. Gracias a que allí no llegan mas que turistas, todo el área está en perfecto estado y no se ve ni un papel o lata en el piso. Ojalá este sitio se mantenga por muchos años oculto de la gente para que no se destruya como otros hábitat. De regreso ya por el puente de Gamboa tomé unas fotografías en movimiento y no quedaron del todo mal.

En resumen, un excelente entrenamiento de fondo aeróbico, en buena compañía, y por un área preciosa llena de fauna y exhuberante vegetación. Así si que se puede entrenar ! ! !


Vista del Puente que cruza el Lago Gamboa en su desembocadura al Canal de Panamá. Como se aprecia está en un estado rústico pero que le da un enorme atractivo. A la izquierda justo hay un pequeño pasillo de maderos para paso de peatones, separado del único carril de carros por un bordillo amarillo. A la derecha se aprecia otro carril separado por unas planchas de metal por donde transita el Ferrocaril de Panamá. El Canal de Panamá (el sector que se llama Corte Culebra), discurre justo en paralelo a mano derecha del puente. Mientras no pasan carros se puede correr por el medio, pero como se ve en la imagen Patrick ya está cruzándose al lateral izquierdo porque se viene circulación de frente.

Saludos,

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario