09 octubre 2009

The X Files


Hola compañer@s del blog.

Se pasó otra semanita laboral y estamos ya metidos en el "finde", el cual será lleno de actividad deportiva tanto en Panamá como fuera de nuestras fronteras. Pero lo primero es lo primero.


Comenzando por la mañana de hoy, me levanté temprano para poder recuperar el entrenamiento de fuerza que ayer no tuve tiempo de realizar debido a la falta de luz. Cuando salí fuera de la casa con mi uniforme habitual de pantalón corto, t-shirt y gorra, comenzó de pronto a llover suavecito pero constante,...lo justo para no empaparte mucho, pero lo suficiente para recaer si estás saliendo de un resfriado como es mi caso. Así que aunque lo odio, me puse el chubasquero plástico, miré al cielo, y a trotar. El chubasquero no me gusta llevarlo porque debido al calor y la alta humedad de Panamá se suda una auténtica barbaridad. La única manera de soportarlo un poco mejor, es ir abriendo y cerrando las cremalleras dependiendo de la orientación del viento o brisa,...cuando da de cara "hasta arriba" para que el sudor no se quede frío,...cuando da de espalda "para abajo" y así refrescar un poco la sensación de agobio.

A veces corriendo en parques y en la Ciudad me da mucha lástima ver a personas intentando bajar de peso y que se ponen estos chubasqueros plásticos negros que parecen bolsas de basura a pleno solazo, y van como si fueran el muñeco ese inflable de la Michelín,...con las caras rojas como tomates. Luego cuando llegan a casa se suben a la báscula y evidentemente señala que han perdido unas libras (kilos), pero la mayor cantidad de esa pérdida es de agua que deberán recuperar para no entrar en deshidratación. Las calorías no creo se quemen a mayor velocidad por ir embutido en un plástico no transpirable.

En resumen, y volviendo al tema, hice una horita de trabajo de fuerza por la zona del Peñón y las Antenas, incluyendo una subida a la propia estación repetidora. La lluvia al final fue simplemente un "calabobos", y no llegué a la casa muy mojado. Al terminar me encontré en el portón con un amigo corredor del área, Ceferino "Ino" Gonzalez que la mayoría de los días entrena en las mañanas por el famoso circuito del Lago de Las Cumbres. A pesar de eso casi nunca coincidimos entrenando, ya que cuando él comienza sus corridas es a la hora que yo estoy saliendo en carro hacia la Ciudad.

Cuando entré al patio de casa para estirar, Ramiro el jardinero me dijo acababa de matar una serpiente dentro de la propiedad. Se dio cuenta porque los perros estaban ladrando desaforadamente, y cuando eso pasa es mala señal y hay que salir "como bombero" urgentemente a ver que pasa. O bien es una pelea entre ellos, algún gato al que tienen arrinconado, u otro tipo de animal como ardillas, zarigueyas, escorpiones, sapos, o serpientes.


Me contó que en una esquina de la cerca estaban los perros alrededor de una serpiente la cual permanecía en posición de ataque, es decir, erguida. Rápidamente se metió en medio y la mató de un golpe certero en la cabeza con el machete. La serpiente en cuestión era una equis (X), considerada muy venenosa. El animal era todavía joven como se puede apreciar en la foto, pero ya estaba en unos 80 centímetros mas o menos. Hace solo una semana que metí una entrada en la que os hablaba sobre mis frecuentes encuentros con serpientes en estos días y no ha pasado mucho para tener que volver sobre el tema. Los perros parece se encuentran bien, y no hemos podido detectar ningún síntoma de una posible mordida. De todas maneras, en estos casos no hay ningún antídoto posible, y cuando vienen los efectos del veneno no hay nada que hacer mas que aliviarles el sufrimiento y ponerles una inyección letal en el veterinario.

Este último incidente, unido a que hace como 2 semanas Ramiro mató también a una serpiente coral en el patio en semejantes condiciones, ha servido para que tomemos mas precauciones, y ya se dieron órdenes de tumbar la maleza de los alrededores y fumigar. De todas maneras viviendo en pleno monte, aunque se limpien bien los alrededores no hay ninguna seguridad, y siempre hay que estar "ojo avizor".

Precisamente Ramiro el jardinero reconoció perfectamente la especie de serpiente porque hace un tiempo una Equis mas o menos del mismo tamaño le mordió en un pie en medio del monte mientras cazaba. Tuvo que llegar por sus propios medios al primer sitio poblado y de allí lo evacuaron al Hospital Santo Tomás en Ciudad de Panamá. Dice que creyó era el fin de sus días, porque empezó a tener hemorragias internas y vomitaba mucha sangre. En el hospital le pusieron suero antiofídico unas cuantas veces, y permaneció 13 días ingresado. Habiendo tenido ya esa experiencia previa con las Equis, mas le agradezco que se haya metido hoy en medio de los perros y los haya protegido.

Después de estirar y una vez duchado, me vestí deprisa de "ejecutivo agresivo", y para la oficina. En estos días que entreno de mañanita y no tengo tiempo para estar en la casa relajado, me pongo siempre las medias de recuperación (recovery) por un par de horas debajo del traje. Así que ese es uno de mis secretos que ahora con esta foto queda desvelado,...chisssss, no se lo digáis a nadie ! ! !


Las que uso son de Medilast Sport, sin duda una de las mejores del mercado y preferidas entre los ultrafondistas. En concreto estas que llevo en la foto me las regaló Ricardo (Riki) Abad, y por eso las tiene personalizadas de fábrica con su nombre, ya que esta marca es uno de sus patrocinadores. Me contaba Ricardo que aunque las medias (también llamadas calcetines técnicos largos), los venden en diferentes tallas, lo ideal es ir como hizo él por la propia fábrica y te toman como de 10 a 15 medidas entre el pie y toda la zona de pantorrilla y gemelos. Así te las hacen a medida para que te queden como un guante. Estas recovery al comienzo se sienten raras por la presión, pero ya cuando te acostumbras a usarlas no puedes vivir sin ellas.


De Ricardo Abad os comento como todos los días sus andanzas en el Proyecto Península Solidaria. Hoy completaron (ya que adicional a él corriendo, Wifi y Pericueta también hacen lo suyo en la MTB y la furgoneta respectivamente), la etapa No. 21 entre las poblaciones de Indalo y El Alquian. La distancia recorrida en algo mas de 10 horas fue de 70 km. Hay que darse cuenta que Ricardo ya lleva tres semanas en esto, el cansancio se le acumula, y para complicar la faena está teniendo serios problemas musculares con el tibial derecho que casi no le dejan ni caminar. Ayer en la noche para intentar calmar la inflamación se puso una pasta de arcilla y envolvió la pierna dentro de papel transparente de cocina (film), para tener compresión. En la mañana seguía notando muchísimo dolor y de milagro - y porque es un cabezón - no ha tirado la toalla. Por el contrario, se ha metido entre pecho y espalda otros 70 kilómetros, que se dicen pronto pero hay que hacerlos. Ya solo le resta el fin de semana y el lunes estará regresándose hacia su natal Tafalla con el resto de su equipo en un maratónico cruce de la península de abajo hasta arriba. Vaya panzada de kilómetros que se van a meter. Y el martes temprano a currar ! ! !

Luego me quejo yo de si llego un día tarde a la casa y se me hace de noche, o si encuentro barro en el camino,...puffff,...este Ricardo nos da mil vueltas a la mayoría, y además con una sencillez y naturalidad increíbles. Creo que se nota que Ricardo Abad es uno de mis puntos de referencia en esto de la ultradistancia. Quizás haya otros que corran mas distancia, mas rápido, o en peores condiciones, pero personalmente no los conozco y a Ricardo si, y no lo cambio por ninguno de ellos. Cruzo los dedos para que estos problemas de tibiales sean reálmente del músculo y no una periostitis de la propia tibia,...eso si sería bastante mas serio. Ahora me viene al recuerdo que hace dos semanas en El Valle cuando corrimos de bajada por esas lomas tan pronunciadas, Pochi Calvo tuvo por primera vez en su vida un problema con los tibiales,...músculos que anteriormente nos comentó ni conocía de su existencia, y menos por nombre. Mira Pochi que no eres el único y que incluso a un "todo terreno" como Ricardo Abad le afectan este tipo de situaciones.

Termino por hoy deseando mucha suerte a los Panameños que mañana competirán en el Ironman de Kona, Pablo Testa, Gaetano Goldoni, y Pedrito Cordovez, y sumo a un cuarto que es casi tanto como ya Panameño, Ronan Pavoni, el coach del TTT que ha llevado a sus chicos al éxito de clasificar para Hawaii. Los resultados de la prueba se podrán seguir online en http://www.ironman.com/, y de seguro alguien compartirá imagen en http://www.rojadirecta.com/ ¡ Duro con la Lava chicos ! ! !

Saludos a tod@s

2 comentarios :

  1. Fer, muchas gracias por tus amables palabras. Veo mucha pasion en tu blog, me resulta muy educativo y divertido leerlo. No entiendo muy bien todas las funcionalidades de blogspot aun, por lo que no me he podido inscribir en el tuyo, peor ya pronto que sigo tratando.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Jaime. Por cierto ya puse un link en enlaces a tu blog, está del carajo ! ! !

    La verdad es que no te puedes imaginar la de gente que leyendo tus comentarios encontrarán consuelo o la motivación que les faltaba para dar un puñetazo en la mesa y decir, ya basta,...me voy a poner a ello.

    No creas que porque ahora me veas flaquito en 150 libras siempre he sido así. Desde finales del 2003 hasta agosto del año pasado abandoné el deporte y me puse como 45 libras por encima, si ves las fotos de la media maratón de Panamá del 2006 que corrí sin haber entrenado absolutamente nada en casi 3 años no me reconoces. Llegué a meta en 2h 26 minutos y gracias.

    De las pocas cosas que en el deporte he aprendido como verdad es que no hay milagros, todo es constancia y sacrificio. Creo que estás en el camino correcto.

    Por cierto, nos veremos en El Valle ! ! !

    ResponderEliminar