TRADUCTOR / TRANSLATOR

16 abril 2018

Blue Cross & Blue Shield 2018

Buen lunes amig@s,

Ya de vuelta en Panamá y que mejor manera de regresar que participando ayer domingo de una nueva carrera en la 6ta versión de la Blue Cross & Blue Shield en Costa del Este, operada por el Club Corredores del Istmo. Nunca había corrido esta prueba antes, pero este año BROOKS se sumó como uno de los patrocinadores, así que eso me facilitó la decisión.


Antes de entrar en materia, os cuento que durante los últimos días mi cuerpo ha tenido que adaptarse rápidamente al cambio de temperatura, después de estar un mes en Europa pasando más frío que un esquimal. Estoy convencido de que tras 20 años de vivir en Panamá ya me he tropicalizado, y regresar al calorcito del Istmo, ha sido algo maravilloso. Estoy feliz como una lombriz :)

Volviendo al tema de la competencia, esta carrera con el apoyo de la Internacional de Seguros, ha sido una de las que en las últimas temporadas ha tenido más aceptación y crecimiento. Prueba de ello es que el año pasado ya logró superar los 1,000 participantes y colarse en el top-10 de las carreras más masivas (puesto 9°), señal de que están haciendo bien las cosas. 


Para esta edición, adicional a la tradicional distancia de 5 kilómetros, se incluyó también una menor de 1 kilómetro para niños y jóvenes, la cual partió en primer lugar. El recorrido previsto era un trazado sencillo desde el centro comercial Town Center hasta el malecón, para después retornar de nuevo por todo el paseo hasta la calle principal y zona de meta. 


Por algún motivo hubo cambios de última hora y no seguimos la ruta anunciada después del kilómetro 3, aunque esta variante no supuso ningún problema porque había mucha señalización y voluntarios indicando para donde se debía correr.



La entrega de kits había sido desde días antes pero los chips se entregaron temprano en la mañana, así que tocó madrugar un poquito más de lo habitual. Cuando estuvimos Tere y yo el proceso fue muy diligente y rápido, no se si luego hubo algún tipo de aglomeración, porque había una gran cantidad de personas llegando ya casi a la hora de la partida. Hay que insistir en que los participantes debemos de llegar con antelación a los eventos y facilitar la labor del organizador. Uno no puede confiar en llegar 20 minutos antes de la salida y por ejemplo encontrar estacionamiento al lado de las toldas o que no haya espera en los baños. 

Debido a la buena premiación por categorías acudieron muchos de los mejores atletas del patio, reforzados por una buena presencia de corredores foráneos. De las pruebas en las que he participado este año, -y aclaro que no estuve en Pesé-, pienso que sin lugar a dudas ha sido la de más nivel por ahora.


La salida, como no podía ser de otro modo, fue muy rápida, con los nervios iniciales en los que todo el mundo quiere progresar y tomar posiciones. El recorrido tenía como ventaja que se corría por amplias avenidas, así que enseguida cada uno se ubicó a su nivel.

Por parte de los varones la prueba la dominó el keniano Stephen Kibet con 15.13, seguido de Ariel Zuñiga del Team Bowie con 15.34 y el también keniano Shadrack Kipkosgei con 15.37. De cuarto llegó el olímpico venezolano Alejandro Semprún. Destacar la gran actuación del Team Bowie que logró ubicar a cuatro corredores en el top-10 de la prueba.

En lo que respecta a las mujeres, las kenianas dominaron con solvencia lideradas por Margaret Toiritich que marcó un registro de 16.57 y Magdaline Jepkoech con 17.04. Tras ellas se ubicaron las venezolanas Magaly García y Egris Arias. 


En lo que respecta a la participación de Tere y mía, ambos quedamos contentos con nuestro desempeño. Ella se quedó sin buscarlo muy cerca de conseguir marca personal en la distancia, y por mi lado, me sentí falto de ritmo pero logré entrar de nuevo en la premiación de la categoría, séptimo podio en lo que va del año. Comentar que tuve la suerte de compartir algunos kilómetros con mis antiguos compañeros de equipo Johann Jurado y Carlos Cañizales, y la verdad que me lo pasé muy bien. Exigido como es normal en una competencia, pero gozando la ruta.





La prueba creo que cumplió con las expectativas, logrando reunir en meta según datos del propio organizador a 1,076 corredores, algunos menos que el año pasado que fueron 1,118, pero ubicándose en lo que va de temporada como la prueba más masiva local por delante de la Media maratón de Pesé (1,071), la 1ra prueba del Circuito Trail (753) y el Circuito Municipal 5km (747). 


Entre los puntos a destacar del evento mencionaría la buena seguridad y marcación en la ruta, el gran número de toldas de patrocinadores con regalos y productos para los participantes, y que sea una actividad a beneficio de la Fundación de amigos del niño con leucemia y cáncer (FANLYC). Creo que el año que viene, si hay oportunidad para ello, volveré a ser de la partida. 

El único tema que pienso se debe mejorar es respecto a la premiación, ya que aunque los resultados estuvieron por el operador casi de manera instantánea, tuvimos que esperar casi dos horas a que concluyeran el resto de actividades. Creo sería más adecuado entregar los premios antes y que luego se desarrollen el yoga o la zumba que no tienen relación con la propia carrera.

En cuanto a los tiempos, en este link podéis consultar los RESULTADOS OFICIALES

También os adjunto enlaces a algunos de los fotógrafos que estuvieron siguiendo la prueba. Gracias a ellos por madrugar para que tengamos buenas imágenes de nuestras carreras.











Este próximo domingo volveré a calzarme las zapatillas, en este caso de trillo, ya que seré de la partida en la 2da prueba del Circuito Trail 2018 en Cocoa Plantation. 

Fuerte abrazo para tod@s y nos vemos en la Ruta,


FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario