23 febrero 2015

La hora del Té

Buenos días amig@s:

Siguiendo con las publicaciones que hago en diversos medios, hoy os comparto la última de este pasado domingo en la sección BIENESTAR de LA ESTRELLA DE PANAMÁ. Está referida al té, una de las bebidas más populares a nivel mundial y que cada vez hace mayor competencia al café.

Si estáis interesados podéis consultar la nota principal en este LINK, la página completa en la imagen inserta a continuación, o el texto íntegro al final de la entrada.

El Te


>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

LA HORA DEL TÉ

El té está considerado una de las bebidas más populares a nivel mundial, solo superado por el agua y el café. Adicional a su sabor, que varía de suave a fuerte dependiendo de la forma en que es procesado, se impone cada vez más no solo como infusión caliente sino también en su versión fría.

Sobre el origen del té como infusión hay diversas leyendas, pero la que tiene un origen más casual habla de que fue Shen Mung, emperador de la antigua china, el que lo descubrió por azar. Para evitar enfermedades Shen Mung había establecido la obligación de que se debía hervir toda el agua para consumo humano, por lo que eran frecuentes en el palacio ollas de agua a tal efecto continuamente sobre el fuego. Por casualidad el viento hizo que varias hojas de una planta de té de un patio cercano terminaran en una de esas ollas y se mezclaran con el agua hirviendo. Al mandatario le gustó el aroma, y una vez probada la infusión, la popularizó entre sus súbditos.

VARIEDADES

Todas las variedades de té provienen de la misma planta, la camelia sinesis, y lo que determina el aroma y el color de cada una de las variedades es el procedimiento de secado y fermentación aplicado. En las variedades más suaves como el té verde, el secado es inmediatamente que se recogen las hojas, mientras que en el té negro el secado es parcial y luego se somete a fermentación. Entre ambos tipos, se situaría el té oolong, con un proceso de semi-fermentación.  Los mayores productores mundiales de té actualmente son China, India, Kenia, Sri Lanka y Turquía, y en contra de la creencia popular tradicional, todas las variedades de té tienen la misma cantidad de teína.

PROPIEDADES

Como con muchas otras plantas e ingredientes, los beneficios del consumo habitual de té parecen ser innumerables, por lo que hay que ser bastante cauto. Obviamente el té como bebida es una manera de procurar importante hidratación a nuestro organismo, ya que ante todo no deja de ser agua saborizada. En lo que respecta al té verde se le atribuyen propiedades antioxidantes que retrasarían el envejecimiento, la aparición de alzheimer y frenarían el desarrollo de procesos cancerígenos. También el consumo de té ayudaría a personas que necesitan mantener un alto grado de concentración por la presencia de teína, al igual que sucede con la cafeína en el café. En la última década varios estudios han llegado a afirmar que la ingesta habitual de té, tanto en infusiones como en polvo de preparados nutricionales, favorece a personas que sufren de obesidad, contribuyendo a la pérdida de peso. Por último, muchos de los consumidores habituales de té en infusión lo hacen porque ayuda a la digestión, sintiendo que este proceso se hace más llevadero y liviano.

TE FRÍO

Si no te agradan las infusiones calientes, el té frío es una magnífica alternativa para calmar de una forma saludable tu sed. El té frio es muy refrescante, y preparado en grandes cantidades puede ser almacenado en una jarra en la nevera manteniendo sus cualidades intactas por 24 a 48 horas. Aunque podemos utilizar cualquier variedad de té, es recomendable sabores más suaves como el té verde. Esto es debido a que durante el proceso de enfriamiento los sabores tenderán a concentrarse. Una vez que tengamos listo nuestro té de manera tradicional, preferiblemente usando hojas y no bolsas manufacturadas, lo dejaremos reposar a temperatura ambiente hasta que se iguale a la misma. Luego lo verteremos en una jarra  preferiblemente de cristal, sellaremos la boca con papel de cocina film y lo ubicaremos en la nevera lejos de alimentos que por su fuerte olor puedan provocar transferencia de aromas. Se recomienda servir en vaso de cristal que previamente habremos metido al congelador, pudiendo añadir a la mezcla hielo picado junto con limón, menta u otras hierbas que realcen aún más el sabor.

LA TRADICIÓN BRITÁNICA

Entre los mayores consumidores de té a nivel mundial están los británicos, los cuales y de media  superan los dos kilos al año. Para ellos tomar té no solo es un hábito adquirido, sino una expresión de interrelación social. El famoso té de las cinco se constituye en una tradición en la que todo el proceso de elaboración tiene importancia, desde la elección de una variedad de primera calidad, hasta el modo y los espacios de tiempo en que se calienta el agua y se vierte el té. Aunque el té se puede tomar solo, también es común añadir una pizca de leche en la taza antes de verterlo, en contra de lo que es costumbre en otras latitudes donde se añade después. El té se suele acompañar con algún tipo de alimento, como por ejemplo panes, dulces, quesos y mermeladas.

¿CON O SIN AZUCAR?

Como dice el refrán, para gustos los colores, por lo que no hay una opinión unánime sobre la necesidad o no de endulzar el té. Algunas personas consideran una ofensa ponerle azúcar u otros endulzantes, mientras que para otras sería el complemento necesario para que se potencien sus aromas y sabores. Lo cierto es que en caso de endulzarlo es preferible usar azúcar no refinada o miel. No hay que olvidar que el té simple como infusión no tiene calorías, por lo que si no le adicionamos endulzantes podremos tomar bastante cantidad sin preocuparnos por nuestra figura.

TÉ Y DEPORTE

El consumo de té entre los deportistas se ha incrementado recientemente, apoyado en el hecho de que es un excelente complemento para acompañar la ingesta de otros alimentos de modo previo a la realización de ejercicio. Inclusive es una buena alternativa para aquellos que gustan de entrenar en ayunas en horas tempranas de la mañana, evitando la sensación de estómago vacío.  El té por sus componentes antioxidantes favorece la recuperación muscular después de realizado el entrenamiento, permitiendo que el cuerpo vuelva a estar en disposición de realizar esfuerzos intensos en tiempos más breves. Aquellos deportistas que tienen el té entre sus preferencias, afirman que son menos propensos a sufrir de infecciones y molestos resfriados puesto que su sistema inmunológico se ve positivamente potenciado. 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Saludos y nos vemos en la Ruta!

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario