28 diciembre 2014

Propósitos Año Nuevo

Hola amig@s,

Se me acumula el trabajo estos días, y como no quiero que se me atrasen las entradas, os comparto mi última publicación para LA ESTRELLA DE PANAMÁ sobre algunos propósitos saludables para el 2015 que tenemos a la vuelta de la esquina.

Podéis ver la nota principal en este LINK, la página completa en la imagen inserta a continuación, o el contenido íntegro en modo texto al final de la entrada.

Año Nuevo 2015


>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

PROPÓSITOS SALUDABLES PARA EL 2015

“Año nuevo vida nueva”, no tiene porqué ser solo una bonita frase sinónimo de buenos deseos que se quedan la mayoría de las veces en el tintero o a medio camino. El cambio de año está a la vuelta de la esquina, y es el momento ideal para que nos fijemos propósitos de vida saludable a través de cambios en nuestros hábitos y rutinas.

Cada vez más personas aprovechan el inicio de un nuevo año para realizar cambios sobre su estilo de vida. El tener una sólida motivación, fuerza de voluntad y constancia son fundamentales para que los cambios que nos propongamos tengan una continuidad y produzcan reales frutos. El apoyo de familiares y amigos también resulta necesario, convirtiendo la modificación de ciertas conductas personales en proyectos ya no individuales sino colectivos. Entre los propósitos de año nuevo más habituales están los relacionados con la pérdida de peso y mejorar los hábitos alimenticios, abandonar el tabaco, practicar alguna modalidad deportiva, o rebajar el nivel de estrés para ser más feliz.

DEJAR DE FUMAR

Aunque el tabaquismo en Panamá no tiene tanta importancia como en otros países, no por ello deja de ser un problema de salud pública. Fumar para muchas personas es sencillamente un reflejo de su dependencia por la nicotina, un hábito social adquirido durante años, y que en el largo plazo suele tener consecuencias fatales asociadas por ejemplo a diferentes tipos de cánceres. La famosa frase “dejar de fumar es la cosa más sencilla del mundo, yo lo he dejado ya como siete veces”, constata de manera irónica la dificultad que supone para la mayoría de los fumadores superar con éxito el proceso de abandonar el cigarrillo. Definitivamente que para las personas fumadoras que se embarquen en el propósito de reducir su dependencia del tabaco, el estar sometido a un control médico y contar con un grupo de apoyo puede hacer la gran diferencia entre la victoria y el fracaso. También la haloterapia se ha sumado como uno de los nuevos métodos para ayudar a que los fumadores abandonen su adicción, mediante la inhalación de micropartículas de sal en un ambiente controlado. Ello favorece la limpieza de las vías respiratorias, disolviendo mucosidades y contribuyendo a mejorar síntomas como la tos y las flemas.

PERDER PESO

La alimentación juega un papel básico para nuestro estado físico y mental, por lo que debe ir de la mano de los demás cambios que podamos hacer en nuestros hábitos. Si nuestro propósito es la pérdida de peso, el tener una alimentación sana y balanceada será uno de los elementos de la ecuación, junto al gasto calórico que conllevará la realización de ejercicio físico. Ponerse en manos de un nutricionista resultará mucho más conveniente que seguir por nuestra cuenta dietas sacadas de internet o inventadas por nuestro vecino. Definitivamente, el dividir las tres comidas principales en cinco, sumando dos pequeñas meriendas a media mañana y mitad de la tarde, conllevará a mantener activo nuestro metabolismo, de igual modo que una dieta rica en frutas, verduras y  granos, y baja en sal, nos producirá tangibles beneficios. Dentro de las comidas del día, realizar un buen desayuno será fundamental. No se puede iniciar un nuevo día, y afrontar los desafíos físicos e intelectuales que nos plantea, sin recargarnos de energía. También es vital que incorporemos el hábito de tener una correcta hidratación. Mantener los niveles óptimos de agua en nuestro cuerpo posibilitará que las funciones del organismo se ejecuten de manera eficiente y saludable. Como regla básica, ninguna persona adulta debería de beber menos de 2 litros de agua al día, teniendo en cuenta que aproximadamente un 20% de ella ingresará a nuestro cuerpo a través de los alimentos que ingiramos. Recuerda que el agua en si misma no tiene calorías, por lo tanto ni engorda ni adelgaza.

DESCANSAR MEJOR

Estar descansado es imprescindible para nuestra salud y fundamental para poder rendir más en nuestros trabajos y estudios, manteniendo un alto nivel de concentración y mejor estado de ánimo. Tan importante es la cantidad, entre 6 a 8 horas se recomienda, como la calidad de nuestro sueño. Pasar muchas horas en la cama no es sinónimo de dormir bien. Hay ciertos hábitos que podemos implementar de manera sencilla y que nos van a ayudar a lograr ese equilibrio entre cantidad y calidad. Así mantener el dormitorio como una habitación dedicada en exclusiva al descanso; respetar el horario de ir a la cama, manteniendo el ciclo de vigilia-sueño sin grandes cambios; airear a diario el dormitorio por las mañanas; programar una temperatura fresca entre 18 a 23°; ocultar todas las fuentes de luz; mitigar los ruidos con ventanas de doble vidrio; renovar periódicamente el colchón de la cama; mantener las almohadas y ropa de cama limpia y estirada; evitar cenas copiosas, sobre todo ricas en carbohidratos o dulces, ni tomar bebidas con cafeína; relajarse antes con una ducha caliente, leer un buen libro o escuchar música ambiente. 

SER MÁS FELIZ

Las personas que generalmente tienen buen humor están más motivadas a emprender retos y ser creativas, ya que tienen mayor confianza en poder alcanzar el éxito. Podemos realizar un cambio en nuestro modo de afrontar el día a día desde que comenzamos la jornada, con una actitud positiva y amable en las relaciones con los demás. Por supuesto sabemos que habrá dificultades de toda índole que pueden surgir, pero las podemos afrontar como retos en vez de como problemas. Pon una sonrisa en tu cara, y no te de pena reírte en público, ya que es un gran remedio para aliviar las tensiones y el estrés acumulado.

HACER EJERCICIO

Cualquier persona sedentaria está a tiempo de hacer un cambio en su vida para mejorar su condición física y estado de salud. La principal excusa que se suele utilizar para justificar el sedentarismo es la ausencia de tiempo, debido a largas jornadas laborales, y las horas perdidas en el tráfico. Pero en cambio, si hacemos espacio para estar pegados a las redes sociales o chateando por celular. No importa la edad, sexo, o condición, siempre es momento de comenzar con rutinas de ejercicio, caminando al comienzo por ejemplo, o realizando sencillos ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad en el gimnasio o al aire libre.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Saludos y nos vemos en la Ruta!

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario