12 noviembre 2014

Mantener la Pasión

Hola amig@s,

No todo va a ser correr, así que os comparto mi última colaboración publicada en la sección FACETAS de LA ESTRELLA DE PANAMÁ, en esta oportunidad con relación al tema sentimental y de las relaciones de pareja. Podéis ver la nota principal en este LINK del diario, la página completa en la imagen inserta a continuación, o como texto simple al final de la entrada.

Facetas Estrella de Panama

Relaciones sexuales


>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

MANTENER LA PASIÓN

Aunque el matrimonio tradicional sigue siendo una opción muy válida, cada vez más parejas optan por mantener una convivencia de hecho, con el convencimiento de que una relación de este tipo puede ser igual de fructífera

Según las estadísticas oficiales de Panamá, aproximadamente una de cada cuatro parejas de las que contraen matrimonio en la República optan por el divorcio en algún momento del mismo. Anualmente esto se traduce en cerca de 4,000 casos anuales, en los que diversas causas dan al traste con el amor y la pasión iniciales. Entablar una relación ya no es sinónimo de tener casi de modo obligado que pasar por una iglesia o juzgado para formalizarlo, y las uniones de hecho toman cada vez mayor presencia en la sociedad panameña. Independientemente de la modalidad elegida, lo que es común a ambas son los problemas que en el largo plazo se pueden presentar entre los miembros, ya sean sentimentales, de convivencia, o fidelidad.

CAER EN LA RUTINA

Por mucho que nos fascine realizar una determinada actividad con nuestra pareja, si siempre la ejecutamos del mismo modo sin poner atención a variar los detalles, corremos el riesgo a la larga de terminar cayendo en el aburrimiento. Haciendo un sencillo símil, nos puede encantar comer un determinado platillo en un restaurante, pero si lo acabamos tomando como una costumbre, a buen seguro después de unas semanas o meses ya no sentiremos el mismo deseo ni satisfacción por hacerlo. Y es que no hay nada peor en una relación de pareja que la monotonía, la falta de improvisación, el no variar los tiempos y lugares. Aunque a veces uno deba de ser planificado porque así lo imponen las necesidades, en otras oportunidades hay que ser espontáneo y buscar sorprender. A nuestra pareja por ejemplo le puede fascinar recibir flores en el día de los enamorados, pero no sería muy acertado siempre regalar el mismo tipo y hacerlo del mismo modo. En el fondo a las personas les gusta saberse importantes, y sentir que la pareja ha pensado en hacer algo especial y único para nosotros.

EL ARTE DE LA SEDUCCIÓN

Todo el que haya estado enamorado y buscado en un momento conquistar a su pareja habrá sin duda experimentado sentimientos muy fuertes, y pasado por situaciones en las que verdaderamente y como se suele decir, “se tiene mariposas en el estómago”. Uno en esos momentos es capaz de provocar situaciones y realizar los más inverosímiles actos con el objetivo de llamar la atención de la persona amada, llegando a escribir notas, poesías, e incluso componer canciones. Una de las respuestas más frecuentes de las parejas que pasan por crisis es que ya la otra persona perdió el romanticismo. Toda esa inventiva y esa pasión que ponemos en los momentos iniciales se diluye como si una vez logrado atraer la atención de la otra persona, y establecida una relación con carácter de permanencia, no hubiera ya necesidad de mantener esa atracción. Precisamente el mantener una relación de hecho sin papeles, frente a formalizarla de modo legal, tiene la ventaja de que se puede asemejar más a un noviazgo continuo, por lo que cada vez un mayor número de personas opta por esta vía. El matrimonio sigue siendo una opción muy respetable, pero para muchas parejas el verdadero compromiso de amor y fidelidad no nace de la firma de unos papeles legales, sino del convencimiento de que se quieren y no necesitan de nada ni nadie más en su relación de pareja.

POTENCIAR LA COMUNICACIÓN

Con el paso del tiempo los miembros de la pareja pueden tender a mostrarse cada vez más introvertidos por sentir que a la otra persona ya no le interesan las cosas que a uno le suceden, o inclusive tener miedo de comentar sobre situaciones que puedan provocar discusiones y ser origen de graves problemas a futuro. Ello es totalmente contraproducente para una buena salud de la pareja, por cuanto esos temas que no se comentan y aclaran en el momento pueden convertirse de algo sin importancia en una cuestión compleja. Aunque las múltiples ocupaciones de la vida diaria nos constriñen a tener menos tiempo libre para poder sentarnos a conversar con nuestra pareja, siempre hay que buscar el momento y tener la predisposición para saber escuchar y comprender lo que nuestra media naranja nos quiere transmitir. Aunque dos personas se puedan amar mucho, si dejan de decírselo a la larga se puede afectar a la relación. Siempre es lindo escuchar un “te amo”, y nunca está de más. Hay que decirse los sentimientos mutuamente a diario porque, uno nunca sabe cuándo será la última oportunidad que tendrá de hacerlo. La vida no es eterna, y hay que avanzar en la relación un día a la vez, poniendo cada día algo nuevo, fortaleciendo esa unión y alimentando el fuego de la pasión.

BUSCAR AYUDA

Aunque pongamos en práctica los anteriores métodos y recomendaciones, no significa que todo se vaya a resolver en la pareja, siendo en algunos casos necesaria la búsqueda de ayuda por parte de terceras personas. Los problemas pueden ser de muy diversos tipos y tener diferentes ramificaciones, por lo que no hay que huirle a la opción de visitar a terapeutas de pareja, y especialistas médicos que aporten soluciones a los inconvenientes de tipo sexual que se pudieran presentar.

CUIDAR EL ATRACTIVO

Cuando comenzamos una relación con otra persona siempre hay un elemento de atractivo físico inicial, el cual se convierte en el plano íntimo en un atractivo de tipo sexual. Si en los inicios de una relación tiene gran importancia el cuidar nuestro aspecto físico y el modo en que nos vestimos y arreglamos, no hace sentido que con el paso del tiempo descuidemos nuestro aspecto como si ya no tuviera trascendencia. Obvio la edad es un elemento que afectará a nuestro físico, no podemos pensar en mantener una eterna juventud, pero cada momento tiene un atractivo particular, y sin duda si nos cuidamos para nuestra pareja ella lo notará y agradecerá.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Saludos y nos vemos en la Ruta!

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario