07 junio 2014

Cuidado de los Pies

PIES SANOS Y FUNCIONALES


Hola compañer@s:

Se me acumulan las entradas así que os comparto mi última publicación semanal en BIENESTAR de LA ESTRELLA DE PANAMÁ con relación al cuidado de los pies. 

Podéis ver el artículo principal en la WEB del diario, la página completa en la imagen inserta a continuación, o como texto simple al final de la entrada.

Fuerte abrazo y nos vemos en la Ruta!

FER

Cuidado pies

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

PIES SANOS Y FUNCIONALES

En muchas ocasiones los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo, porque frente a las manos y otras partes de la anatomía que están más visibles, se mantienen mayormente cubiertos por el calzado, sobre todo en el caso de los varones

El que generalmente los pies estén ocultos a la vista de terceros, no debe de ser óbice para cuidarlos y tener una higiene adecuada, ya que no solo se trata de un asunto de apariencia física en cuanto a tener unos pies más bonitos, sino que involucra un tema tan importante como la comodidad a la hora de tener puesto nuestro calzado y caminar.

CONSEJOS DE PEDICURA

Tradicionalmente la pedicura de los pies, al igual que la manicura de las manos, se ha considerado cosa de mujeres, pero cada vez se rompen más estos estereotipos y ya muchos hombres acuden a especialistas o salones de belleza de manera regular buscando este tipo de tratamientos. Si optamos por darle cariño a nuestros pies en casa, hay una serie de recomendaciones que conviene tener en cuenta. Antes de cualquier otra cosa, lo primero sería remojar ambos pies en agua tibia mezclada con jabón neutro por unos 10 minutos para suavizarlos. Una vez secados con suavidad, podremos cortar las uñas y limar asperezas, para lo cual necesitaremos un instrumental adecuado. No sirve cualquier tijera que encontremos por la casa. Las uñas de los pies a diferencia de las de las manos, deben cortarse rectas, quedando cuadradas. El principal peligro si se cortan con un cortaúñas curvo tradicional es que en los bordes se puedan formar uñas encarnadas, las cuales no son precisamente fáciles de curar y en bastantes ocasiones se acabará por tener que acudir al podólogo para que realice un procedimiento de corte y limpieza. Muy importante es que nunca hay que arrancar trozos de uña ni padrastros (filamentos de piel) con la mano. Si no tenemos la flexibilidad adecuada para realizar el procedimiento, nos falla el pulso o la vista, o estamos en un grupo de riesgo como pueden ser los diabéticos, siempre es preferible acudir a un especialista.

MOLESTAS AMPOLLAS

Por motivo de presión y fricción en nuestros pies, casi todos habremos sufrido en alguna ocasión de ampollas, también llamadas vejigas. Su aparición es frecuente cuando estrenamos calzado, especialmente si no se usan medias como protección, así como cuando se corre o camina por largo tiempo, si el calzado no es de la talla correcta (tanto por grande como por pequeño), o el pie se reseca o humedece en exceso. La mejor protección contra la aparición de ampollas es el uso de vaselina, la cual aplicaremos profusamente en las zonas donde se pueda producir una mayor fricción con el calzado (áreas de la piel con enrojecimiento). Aunque ello nos puede evitar un 90% de los casos, si de todos modos se nos forma una ampolla, el tratamiento a administrar dependerá del tamaño de la misma, y sobre todo de si es abierta o retiene líquido en su interior. El primer paso siempre será el de limpiarla bien con agua y jabón, evitando en lo posible estar tocándola, pinchándola, o recortándola para evitar molestas infecciones. Si hay que realizar algún tipo de procedimiento de este tipo, es mejor acudir a un profesional. Para los casos más sencillos, y frente a las curitas tradicionales que no cubren el área y se mueven con mucha facilidad complicando el proceso de curación, actualmente hay apósitos especiales tipo silicón que se acomodan perfectamente al tamaño y forma de la ampolla, quedando la misma totalmente protegida. Estos apósitos son especialmente funcionales porque no se despegan durante bastantes días, permitiendo que se pueda caminar o realizar ejercicio físico sin problemas, mientras la ampolla sigue su proceso de sanación. Incluso se mantienen firmes con el agua, por lo que la persona se puede duchar con confianza.

FASCITIS PLANTAR

Una de las lesiones más frecuente en deportistas, sobre todo en aquellos que deben de correr y saltar como parte principal de sus rutinas, es la Fascitis Plantar. La Fascia plantar es una banda de tejido que sirve para enlazar el hueso calcáneo del talón con los dedos del pie, y que en determinadas circunstancias como un mal calzado, incorrecta posición al pisar, o exceso de presión, se inflama con el consiguiente dolor. Las molestias son especialmente fuertes en las primeras horas del día cuando la persona se levanta de la cama, y dependiendo del nivel de afectación, pueden llegar a ser incapacitantes no solo para realizar ejercicio físico sino incluso para el sencillo hecho de caminar. Disminuir la intensidad del ejercicio, la aplicación de hielo, el cambio de calzado, o sustituir superficies duras como el asfalto por blandas como la grama, son algunos de los tratamientos más frecuentes. Así mismo hay ejercicios específicos como rodar pequeñas pelotas entre la planta del pie y el piso que son efectivos tanto para prevenir su aparición como para mitigar sus molestas consecuencias.

CAMINANDO BAREFOOT

Desde hace unos años hay una tendencia entre parte de los deportistas a utilizar calzado minimalista e incluso no utilizar ningún tipo de calzado. El argumento a favor de esta práctica es que se trata de un modo más natural de estar en contacto con el entorno, y que la zancada resulta más eficiente porque la raza humana nació para caminar descalza. Se han realizado diferentes estudios sobre esta teoría y realmente no hay una conclusión definitiva. No hay duda de que caminar o correr de modo ocasional en terrenos adecuados como arena o grama corta ciertamente puede resultar muy beneficioso para movilizar las terminaciones nerviosas de nuestros pies, pero se antoja una utopía que de modo regular todos caminemos por las ciudades descalzos por motivos no solo de practicidad sino también de higiene.

REFLEXOLOGIA, TERAPIA ALTERNATIVA

En la planta de nuestros pies hay miles de terminaciones nerviosas, que informan al cerebro del funcionamiento de nuestro organismo. La Reflexología defiende que a través de masajes y presiones en determinados puntos de la planta del pie se pueden aliviar dolencias de diferentes órganos que están conectados a estos puntos. De este modo se logran recomponer los niveles de energía del cuerpo. Aunque la Reflexología tiene sus detractores, lo que nadie pone en duda es que ciertamente la planta del pie tiene una enorme sensibilidad, y que cualquier masaje suave que practiquemos ayudará en principio a mejorar la circulación sanguínea y aliviará el nivel de estrés de la persona. Usar una crema o aceite hidratante facilitará este proceso. 

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

No hay comentarios :

Publicar un comentario