29 agosto 2013

Correr contra el Estres

Compañer@s Runners,

Espero estéis con buen ánimo y disfrutando de vuestros respectivos entrenamientos. Yo aquí por mi parte luchando duro contra un resfriado que me tiene con el "moco colgando", pero a pesar de ello he podido completar las sesiones previstas incluyendo la pista aunque con algo de flojera. Lo mejor es que ya estamos a mitad de semana y el sábado me toca descanso, por lo que espero recuperarme casi al completo y el domingo hacer un buen fondo.

Dicho esto, os quiero compartir el artículo que publiqué en LA ESTRELLA DE PANAMÁ este domingo pasado referente al Running y el estrés. En lo personal, el hacer deporte es fundamental para poder organizar y manejar el resto de mis actividades diarias, incluyendo las familiares y laborales. Creo que llegado el día que por la edad no sea ya capaz de correr sino solo de arrastrarme o reptar, jajaja, pues tendré que buscar otra modalidad menos "agresiva" como el tiro de dardos a una diana o los juegos de mesa con naipes, pero en algo tendré que competir :)

Podéis ver la página completa en la imagen inserta a continuación, o el texto simple al final de la entrada. 

Manejo del estrés


CORRER PARA DEJAR EL ESTRÉS ATRÁS

La mayoría de las personas estamos sometidas a un estricto horario para cumplir con nuestras obligaciones diarias. Todo debe desarrollarse conforme a un timeline para evitar atrasos, pero aún en el mejor de los casos, acumularemos siempre algo de estrés. El estrés realmente no es una patología sino la respuesta de nuestro organismo ante ciertos estímulos, aunque llevado a casos extremos puede dar lugar a enfermedades y afectar negativamente a nuestra salud.

MÚLTIPLES CAUSAS

Los factores estresantes son variados, y no inciden en todas las personas del mismo modo. Para algunas pueden generar simplemente una sensación de nerviosismo, mientras que para otras pueden acarrear graves trastornos de ansiedad. El vivir continuamente pendiente del reloj, las prisas y cumplir con estrictos horarios definitivamente son una de las principales causas de estrés, a las que se suman las preocupaciones por problemas de salud propios o ajenos, falta de trabajo o incertidumbre sobre la estabilidad laboral, cumplir con largas jornadas de trabajo y fuerte competitividad entre compañeros, presión por el pago de obligaciones económicas, tensión derivada de causas sentimentales, incluso el manejar habitualmente con tráfico congestionado.

DETECTANDO LOS SÍNTOMAS

Podemos detectar el estrés tanto por síntomas físicos como del comportamiento. Algunos ejemplos son el aumento de la sudoración y del ritmo cardiaco, alteraciones en el patrón del sueño y dificultades para dormir, pérdida de apetito o por el contrario apetito compulsivo, falta de concentración en el trabajo o estudios, dolores abdominales y de pecho, mal humor e irascibilidad, y cambios bruscos del estado de ánimo.

EL RUNNING COMO REMEDIO

Los motivos principales por los que el Running se está popularizando en nuestro país son por la mejora de salud, (incluyendo pérdida de peso), y el aumento de la calidad de vida. El control y manejo del estrés hace referencia a ambos conceptos, y para muchas personas el poder realizar sus sesiones de ejercicio se ha convertido en uno de los momentos preferidos e imperdibles de sus jornadas. Cuando alguien se ha aficionado a practicar running, le resulta muy complicado abandonarlo o ausentarse de ello. Definitivamente el poder realizar ejercicio físico, sobre todo si es en un ambiente natural, sirve como válvula de escape a las tensiones acumuladas al mismo tiempo que prepara al individuo para tener una mejor disposición frente a los retos y amenazas que se le puedan plantear.

Para un atleta élite el hecho de competir en determinados eventos pudiera conllevar cierto estrés porque de su resultado dependan ingresos económicos o una mejora de su carrera profesional, pero para la mayoría de los corredores recreativos debe de ser una actividad voluntaria que realicemos por propio convencimiento y de manera relajada. Ello no significa que no podamos esforzarnos y llevar el cuerpo a sensaciones de cierta incomodidad en nuestra respiración o muscularmente, pero sin llegar a caer en situaciones de sufrimiento o dolor. Es común que muchas personas comenten que si no pudiesen correr, deberían buscar una alternativa para poder manejar el estrés de su vida diaria. Comparado con otras costosas terapias o la ingesta de medicamentos, es indiscutible que poder correr es un privilegio. 

-------------------------------

Espero os haya gustado. Fuerte abrazo y nos vemos en la Ruta !

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario