27 mayo 2013

Sobreentrenamiento

Hola amig@s,

Nueva entrada para compartiros mi último escrito aparecido ayer en el diario LA ESTRELLA DE PANAMA, relacionado con el interesante tema del sobre-entrenamiento y como detectarlo. Podéis ver la página completa en la imagen inserta a continuación, o como texto simple al final de la entrada.

Sobreentrenamiento

Fuerte abrazo, saludos y nos vemos en la Ruta,

FER

SOBRE-ENTRENAMIENTO: EL ENEMIGO INVISIBLE

Dificultades para dormir, falta de apetito, resfriados frecuentes, cansancio general, ten cuidado porque pueden ser síntomas de estar llegando a un sobre-entrenamiento.

La mayoría de los planes de entrenamiento avanzados para corredores de fondo, contemplan la realización de mini ciclos en los que de manera progresiva se aumentan los esfuerzos en cuanto a duración y/o intensidad. El concepto básico es permitir al cuerpo realizar esos trabajos exigentes por unos días, e incluir otros de bajada o recuperación, en los que el organismo asimile los entrenamientos realizados. Uno de los errores mas comunes de los runners, no solo de los noveles sino también de los experimentados, es querer progresar mas deprisa de lo que el cuerpo está realmente capacitado. Por este motivo, se acortan los periodos de descanso, dando especial énfasis a las sesiones de fondos largos, series y trabajos de fuerza. Así es como en ocasiones acabamos cayendo en el temido sobre-entrenamiento.

CUANDO MAS NO ES MEJOR

El sobre-entrenamiento se caracteriza por síntomas que son fáciles de detectar como el cansancio y la fatiga muscular, pero muchas veces el runner no los asocia al proceso, o los niega agravando aún las consecuencias negativas del mismo. Cuando el cuerpo se ve sometido a un entrenamiento prolongado en el tiempo en el que los esfuerzos no se compensan con descansos, mas temprano que tarde el corredor sufrirá una bajada en su rendimiento deportivo. Así obtendrá lo contrario de lo que precisamente andaba buscando, no solo no mejorando sino entrando en una fase de decaimiento físico que en muchas ocasiones se acompañará de también de depresión psicológica. Un peligro añadido es que ante la frustración que causa el no ver resultados positivos tras los exigentes entrenos realizados, el corredor intensifique aún más sus sesiones entrando en un círculo vicioso de pésimas consecuencias.

EXCESO DE COMPETENCIAS

Cada corredor es diferente en cuanto a las condiciones que afectan al triple proceso de entrenamiento, asimilación y mejora, pero a pesar de ello se pueden establecer unas guías de referencia. Así se recomienda que tras una competencia se descanse de volver a competir 1 día por cada kilómetro recorrido en la prueba. Esto supondría que si participamos en una media maratón de 21km, no deberíamos volver a competir en 3 semanas, siempre y cuando claro nuestro objetivo sea el estar plenamente recuperados. También se aconseja no competir en fines de semana consecutivos, sea cual sea la distancia de la prueba, por lo que el número de competencias anuales de un corredor promedio debería ser máximo de 24. En contra de estas recomendaciones, vemos como buena mayoría de los atletas élites locales compiten semana tras semana a plena intensidad, sin respetar los periodos de recuperación. Esos esfuerzos a la larga se pagan, y las consecuencias pueden abarcar desde la falta de progresión adecuada y la aparición de lesiones recurrentes, hasta el caso extremo del abandono prematuro de la práctica deportiva.

CONTROL DEL PULSO

Un método bastante fiable para detectar el comienzo de un posible sobre-entrenamiento es controlar nuestro pulso en reposo por las mañanas, al finalizar sesiones exigentes, y pasado un tiempo después (ej. 15-30 minutos). Si llevamos un registro diario de estos valores, podremos descubrir fácilmente variaciones al alza sin causa aparente, y así tomar medidas preventivas para proteger la salud de nuestro valioso organismo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario