20 agosto 2011

Visitando a Simón

Muy buenas:

Acabo de llegar a la casa y en un ratito me voy para la cama, pero voy a subir le entrada si Blogger me deja, ya que lleva rato dando problemas.

Lo primero que os cuento es que ayer en la noche me puse a ojear con mi hijo Diego un programa de TV por cable que versaba sobre diferentes ataques a humanos por parte de animales. Estaba ya medio empezado, pero pudimos ver varios casos como el de un Coyote infectado con rabia que atacaba a un pobre señor en el patio de su casa. La historia tuvo un desenlace feliz, ya que el tipo pudo defenderse a pesar de ser mordido y logró abatir al animal con su escopeta. Pero lo que nos dejó impactados fue una recreación de un ataque de un Puma que se produjo en USA en el estado de California, mas específicamente en el Whiting Ranch Wilderness Park. Resulta que ese Parque tiene unas excelentes pistas para hacer travesías y montar mountain bike, y ya hace unos años un Puma atacó a un ciclista que iba en solitario. Conforme a las investigaciones forenses posteriores, el ciclista tuvo una salida de cadena y cuando se paró a arreglarlo un Puma lo atacó de sorpresa por atrás y con el golpe le fracturó la columna muriendo al instante. El Puma como dijeron es costumbre se llevó su presa no muy lejos, y se quedó protegiéndola.

Un rato después pasó otro biker por el área, y encontró la mtb abandonada en el camino. Le extrañó ver una bicicleta en medio de la nada sin su dueño y tuvo la precaución de parar. La cuestión es que unos minutos después pasaron dos chicas también en mtb y al ver al tipo parado con 2 bikers pensaron estaba guardando la de un compañero que estaría haciendo sus necesidades y continuaron. No tardando mucho, el Puma se lanzó sobre la primera de las ciclistas y también la derribó, comenzando a morderla en el cuello con intención de matarla. La compañera asustada intentó en un primer momento hacer ruido y gritar para alejar al Puma pero este hizo caso omiso. No le quedó mas remedio que acercarse a su amiga que se debatía en el piso entre la vida y la muerte y agarrarla de la pierna para intentar que el Puma no la arrastrara. Aun así, con el peso de las dos chicas el Puma las arrastró como por 90 metros, mientras seguía mordiendo el cuello de la primera. Ante los gritos que dieron otros 2 bikers que iban por el camino acudieron prestos para ayudar y tras arrojar algunas piedras una de ellas le golpeó al Puma y por fin soltó su presa. La infortunada ciclista estuvo a punto de morir de los numerosas mordeduras y garras en todo su cuerpo, pero milagrosamente salvó la vida. El primer ciclista en cambio falleció. Lo mas llamativo de todo este caso es que la presencia de Pumas en el área era conocida por estos deportistas, ya que hay unos 6.000 Pumas salvajes en el estado de California. La verdad que reflexionando sobre esto creo soy un afortunado, porque aunque a veces me encuentro con serpientes, arañas, escorpiones y otros bichos venenosos, nada se compara con la presencia de un felino del tamaño y agresividad de un Puma. Pienso yo sería incapaz de salir a entrenar por un área donde hubiera el mas mínimo peligro de encontrarse con uno de estos animales. Ni me lo plantearía vamos.

Con esos luctuosos pensamientos me levanté temprano en la mañana y salí a rodar 1 hora por los alrededores de casa. Rodé a ritmo moderado buscando no sobrecargar mucho la fascia plantar para mañana hacer un fondo largo de 20km. No encontré serpientes ni nada parecido, y menos Pumas gracias a dios ! ! !

Ya en la tarde bajamos la familia a la Ciudad y aproveché para pasar a saludar a mi amigo Simón Alvarado que estaba de turno trabajando en Running Balboa de Multicentro. Simón es uno de los atletas de fondo mas reconocidos de Panamá y todavía en activo haciendo muy buenas presentaciones.




Hacía tiempo que no veía a Simón ya que llevamos unos cuantos sábados sin hacer entrenamientos conjuntos con el Team que lleva su nombre, por lo que fue muy placentero. Echamos bastantes cuentos y conversamos sobre los nuevos modelos de zapatillas SAUCONY que están llegando a la tienda.

Esto es todo por hoy lectores. Un fuerte abrazo y sean bienvenidos Toni Pérez y GuillerNavia que se han incorporado como nuevos suscriptores del blog.

Hasta mañana,

FER

10 comentarios :

  1. Cerca de tu tierra vi ayer un zorrillo, no tenía aspecto fiero. Hace calor por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por aquí por Madrid me cruzo con bastantes Yorkshire Terrier en el carril bici, por lo demás, animales pocos...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Dios!, 'vaya capítulo el del puma!. Escalofriante...

    Salud!

    ResponderEliminar
  4. Joer, me has quitado las ganas de correr hoy. Ahora cuando vaya a la Casa de Campo miraré a ver que bichos hay.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Acojonado me has dejado. Si vivo allí no salgo poresa zona ni de coña, aunque sea el paraíso para correr.

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto que no es nada parecido, pero hace alrededor de un año me salió a mi por el carril bici aquí en Alicante un perro junto a unas naves industriales, un perro bastante grande, que me hizo hacer los 200 metros mas rápidos de mi vida, menos mal que los trabajadores de una de ellas lo llamaron, si me ve ese día el entrenador nacional, hoy sería internacional por España,jajajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Ah, se me ha ovidado decir que yo no iba en bicicleta por supuesto, iba corriendo.

    ResponderEliminar
  8. He leído a gente que en Barcelona se encontraba con jabalíes bastante a menudo. En este caso, más que bichos salvajes y asesinos, se trata de unos familiares de loc cochinos malacostumbrados a que los vecinos les dejen comida por la noche... Y claro, mientras los generosos vecinos descansan, más de un runner se ha llevado un susto de muerte...

    A mi hijo también le gustan esos programas... :) Vimos uno de ataques de dragones de komodos a humanos, y daban mucho miedo los bichos ésos. SI veo uno, te aseguro que hago los 100 metros en 7 segundos y medio... :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué miedo! Yo si hay animales que puedan atacarme por la ruta no saldría. Si cuando voy por el monte (zona que como mucho te sale una perdiz) ya me da miedo que me salga un perro suelto :S

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los comentarios amigos,

    En verdad que eso del Puma es una pasada, todos estamos acostumbrados a los perros, y si que hay algunos que son de temer, pero creo los runners los tenemos mas o menos ya controlados. Se sabe cuando es un perro de la calle que suelen llevar mas palos que otra cosa, que los que son de patio de una casa y por algún motivo se han quedado fuera en la calle. Esos si son mas de temer porque están acostumbrados a defender la propiedad y son territoriales.

    Toquemos madera por el momento :)

    FER

    ResponderEliminar