25 julio 2011

La tentación vive Arriba

Hola amig@s, lunes y de nuevo comienzo de semana.

Hoy de verdad que estoy tan cansado que no puedo ni darle a la tecla, madre mía que día ! ! !

Después del agradable fondito de ayer hoy salí con las primeras luces del alba antes de las 6.00 am con la simple intención de correr 1 hora tranquilo por Las Cumbres. El día de nuevo muy bonito, claro por la zona del Lago y metido en niebla y mucho mas fresco por la base del Cerro El Peñón. Mi amigo Patrick tenía descanso así que corrí en solitario con la única compañía de algunos carros y busitos que a esas horas llevan a los pelaos a las Escuelas de la zona.

Por muchos años que uno lleve en esto del running, que haya compartido experiencias con otros atletas, o haya leído muchas revistas y blogs, no acabas de entender que en algunas ocasiones sin explicación aparente entras en un estado de falta de fuerzas, de agotamiento y de pensar que mas le valdría a uno tumbarse en la cuneta de la carretera hasta recobrar el aire. Hoy fue uno de esos días, muy malas sensaciones desde la salida, respiración agitada en exceso, cansancio muscular, sensación como que cada miembro del cuerpo va por libre y no existe una coordinación.

Cuando estaba en la zona mas baja de elevación del Circuito por la entrada del Lago de Las Cumbres, me dio por pensar que me quedaban todavía 1.6km de ascenso hasta casa, para después tener que seguir sin pausa por 1 km mas de fuerte subida hasta la base del Cerro El Peñón. Me acordé en esos momentos de la famosa película "La Tentación vive arriba", film que consagró a Marilyn Monroe. Si Marilyn era la tentación de arriba para el vecino que a lo "Rodríguez" se quedó el verano en casa solo mientras su familia estaba de vacaciones, en mi caso la tentación de arriba es mi propia casa, que en días como hoy cuando voy "vuelto leña" me llama como a gritos "Ferrrrrr,...Ferrrrrr,....entraaaaaaaa". Cuando uno está motivado y con buen ritmo ni te planteas el abortar el entrenamiento cuando pasas por la puerta de tu residencia, pero cuando vas arrastrándote es un estímulo negativo que cuesta mucho vencer. 

La calle desierta y el Cerro El Peñón asomando entre la niebla
No se de donde saqué las fuerzas y me dije que había que continuar y tirar mas para arriba, así que me subí a la base del Peñón y completé finalmente la hora de carrera prevista. En el capítulo de avistamiento de fauna hoy no hay nada que reseñar,....iba tan concentrado mirando abajo con la vista en mis propios pies que si me hubiera pasado un elefante al lado no lo habría visto,..jejeje ! 

Estirando gemelo y la fascia plantar
Al llegar a la casa me sentí finalmente satisfecho de haber superado un mal día. Ya en el patio completé las abdominales de rigor, pesas y estiramientos mientras me hidrataba. No hay que darle mas vueltas a este tipo de cosas, mañana amanecerá de nuevo y de seguro el cuerpo se sentirá mejor.

Un abrazo muy fuerte para tod@s,

FER

10 comentarios :

  1. Hola Fer... Lo que puedo decirte es que en dias así lo mejor que uno puede hacer es no forzar la máquina y dejar que el cuerpo dicte su ley... ya sabes que el cuerpo es sabio y hay qye hacerle caso... Forzar por forzar no tiene sentido... Un abrazo..!!

    Carles Aguilar

    ResponderEliminar
  2. Yo seguramente me hubiera dejado llevar por la llamada (ven... veeen...), ¡qué fuerza de voluntad!
    Muchos ánimos, que un día malo lo tiene cualquiera. Además cumpliste, como un campeón.

    ResponderEliminar
  3. como bien dices son dias en los que no estás.
    pero aún así te pusiste a hacer abdominales eso demuestra que tienes mucha fuerza de voluntad , ahora a descansar que t lo has ganado salu2

    ResponderEliminar
  4. Hay que tener mucho coco para no sucumbir ante la llamada.

    Aunque el cuerpo siempre sabe lo que necesita y si un día no quiere, pues mejor no cabrearle.

    Salud y Kms.

    ResponderEliminar
  5. No puedo creerlo... Seguro que sí que viste una serpiente y no nos lo quieres decir... :)

    ResponderEliminar
  6. con esos paisajes uno no puede sucumbir; me quedo por aquí, un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hasta en las mismas competencias pasa, cuando no andas de vena, no andas, lo bueno es que terminaste la largada y como bien dices, ya mañana sera otro dia.
    Un abrazo hermano!!!

    ResponderEliminar
  8. Uf. Esa sensación es tremenda. Yo estoy intentando aprender a escuchar al cuerpo. Y si me dice, PARA, le suelo hacer caso.

    Prefiero medio entreno bien hecho que no un entreno de Agonia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Fer !!!
    La verdad que tienes mucha fuerza de voluntad !!
    Si nos dejáramos llevar por las llamadas y los malos días, gran parte de lo que nos fijamos hacer no lo haríamos, y eso es malo.....

    Un abrazo y suerte.
    Gustavo.

    ResponderEliminar
  10. Esto es cacrificio y sacrificio,yo soy un fanatico de SAUCONY.UN ABRAZO

    ResponderEliminar