15 febrero 2010

El mejor amigo del hombre


El refranero popular está lleno de menciones a los animales, pero ninguna tan famosa como la de "Entre más conozco al hombre, más quiero a mi perro".

Hoy en teoría era jornada laboral, pero finalmente ayer el jefe dijo que no iba a ir a la oficina, así que nos tomamos el día libre. Al no tener que currar me levanté un poquito más tarde, y a las 7.30 am salí a rodar un par de vueltas en mi circuito del Lago. Al final completé hasta 1 hora de carrera, y después vuelta a casa para hacer unos ejercicios.

Al llegar como sucede siempre lo primero saludo a la familia para que sepan que ya estoy de regreso, agarro una botella de powerade, y me salgo al patio al aire libre a estirar mientras hidrato. Los días como hoy en los que no ando apurado de tiempo son bien agradables. Los numerosos perros de la casa me rodean y acompañan en mis rutinas mientras estiro la pata y hago los demás ejercicios. Les encanta mi sudor, no se si por el salaito que desprende, pero se la pasan chupando y lamiendo en cuanto me descuido. Cuando me pongo en cuclillas ellos como que entienden que quiero jugar y se me pegan por todas partes buscando atención.

La verdad es que los animales y más en concreto los perros son una bendición. Su fidelidad está fuera de toda duda y siempre están pendientes de uno, moviendo sus rabos, y dando cariño y afecto.

Hay veces que me pongo a pensar que les pasará por sus cerebritos, y que sentirán durante tantas horas al día en las que en contra de las personas no trabajan, ni salen a hacer ejercicio, ni ven TV, ni leen, ni mantienen una buena conversación. Últimamente estoy intentando dedicarles mas atención, cariños y jugar con ellos, aunque solo sea en los ratos en los que estoy en casa. Ellos yo creo lo sienten y son super agradecidos, siempre moviendo sus rabitos e intentando lamerte en señal de cariño.

El más grandote de la casa es Charlie, un labrador de color chocolate el cual como veis en la foto de entrada tiene un cabezón impresionante. A pesar de mi altura se pone en sus patas traseras y se me tira encima dando unos golpetazos que cualquier día acabo regado en el piso. Parece mentira pero con todo ese cuerpazo y fuerza solamente es un cachorro y su raza es ideal para jugar con niños. Los labradores todo lo que tienen de fuerza lo tienen de nobles, no tienen maldad, son un cacho de pan como se dice.

Lamentablemente la vida promedio de los perros es corta, por lo que uno sufre mucho cuando fallecen. No me gusta el término que se usa de mascota, y para nuestra familia ellos son parte integral de la misma. Si copiáramos solamente un pequeño porcentaje de sus conductas, creo que a las personas nos iría mucho mejor, y desde luego tendríamos un mundo mas solidario y feliz.

Los que tienen perros sabrán perfectamente de lo que les hablo. Un abrazo.

FER

14 comentarios :

  1. Yo tengo perro. Un golden retriever.
    No compartimos aficiones (bueno quizás la de los culos). A veces lo sacaba a verme correr porque él desde luego no corre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes. amigo mío; sólo los que hemos tenido perros sabemos lo que es eso; hay que vivirlo; hace ya algunos años tuve que sacrificar a Sit, un alaska malamute, por haber contraído un cáncer en los ganglios linfáticos; lo pasé tan mal que no he vuelto a tener mingún perro más, aunque la insistencia de mi hija a veces me hace titubear; un abrazo, campeón, nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  3. Se suele decir que en una carrera de fondo "se sufre como un perro", pero viendo la foto creo que sufres tú más que el adorable perrito.

    ResponderEliminar
  4. JE,JE QUE GOZADA COMPARTIR CON LOS ANIMALES.YO NO TENGO ANIMALES EN CASA POR MOTIVOS DE ESPACIO PERO SI QUE DISFRUTO CON ELLOS Y ME GUSTAN.CIERTO EN LO DEL COMPORTAMIENTO DE ALGUNOS ANIMALES QUE DEBERIAMOS TENER EN CUENTA LAS PERSONAS E IMITARLOS A VECES,SALUDOS Y GRACIAS POR TUS MENSAJES DE ANIMO,UN FUERTE ABRAZO

    ResponderEliminar
  5. Hola FER, tengo una perra golden retriever, que te voy a contar que no hayas dicho . A mi perra le pasa igual, cuando llego de entrenar ya está pegándome lametones. Estoy contingo, cuanto más conozco a mi perra mas....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Son fantásticos, la mía es pequeña pero se ha atrevido a correr conmigo un par de km...
    Como dices son de la familia.

    Ciao

    ResponderEliminar
  7. Hola FER, hace pocas entradas colgue una foto igual con mi perro querido,12 años ya.y es uno mas de la familia con todo lo que conlleva.Creo firmemente que si pudiesemos saber lo que nos QUIEREN hachariamos a llorar.Dan sin recibir y siempre estan ahi....son los unicos que te alegran un dia de perros...
    Soy un incondiconal de los animales y al mio en concreto no le falta atencion, cariño, etc...
    Saludos perrunos !

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón Fer con lo de los perros, pero en casa, conmigo ya está cubierto el cupo de animales... (ya sabes que mis orejas son mayores que las de tu labrador). Los chavales tienen ahora en pontevedra un par de tortugas. No se puede decir que sean muy alegres ni se intuye lo que piensen o sientan, pero al menos nadan a su aire y eso si, no molestan.

    ResponderEliminar
  9. Hola Fer, los perros son los seres más agradecidos del planeta además de que entre uno y ellos se establece un vinculo casi espiritual, yo tenía una perra pastor aleman, con la que compartí mi adolecencia, salía a correr con ella, jugaba etc...era mi mejor amiga, sabía cuando estaba triste y me consolaba, recuerdo un día en el parque estaba corriendo y raro en ella se aparto de mí, y es que había un niño deficiente mental jugando solo, y los otros niños no le hacian caso, mi perra se puso a jugar con este niño, el cual gritaba de felicidad, para mi en ese momento mi perra era el ser más especial del mundo. Nuestro vinculo llego a ser tan fuerte, que ella que sufría de un tumor que se la estaba comiendo por dentro, una noche que salí de discoteca y ella se estaba muriendo, espero hasta mi llegada paramorir en mis brazos, desde entonces no he querido volver a tener perro, y ella está alogada para siempre en mi corazón.
    Para mi era mi hermana.
    Bueno Fer me has puesto nostalgico, un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  10. No comparto vuestro amor por los animales, pero entiendo perfectamente ese vínculo. Me gusta ver a la gente que trata bien a los animales y sabe cuidarlos en la ciudad, que los lleva a veces al campo y que los cuida como se debe, que los pasea con cuidado en los parques y que entienden que hay gente a los que no nos gusta tanto y que si estas corriendo pues que mejor si los llaman a su lado.

    ResponderEliminar
  11. Comparto todo lo dicho en tu entrada. Los perros, sin duda, son los mejores amigo del hombre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Yo estoy en negociaciones con mi mujer para pode tener un perro en casa. De momento la cosa está chunga pero creo que al final lo conseguiré.

    Muy guapo (el perro)

    ResponderEliminar
  13. Pués si que entiendo perfectamente de que hablas Fer,ya he tenido unos cuantos amigos de cuatro patas y te puedo asegurarque los he querido como a mis hijos.Ahora tengo a Nano que es la mejor persona que conozco y despues de el no voy a tener más perros ni más gatos,pues me cuesta mucho sofoco despedirme de ellos.

    ResponderEliminar
  14. Fer,
    No sabes como me hiciste recordar a mis perras que eran mi compania in-con-di-ci-onal de entrenamiento. La Azawakh (un lebrel africano) era incansable, despues de un fondo de 2h o 2.5h solo se tomanda un sorbo de agua y lista para mas kms! Nada como la compania canina para animar el peor de los dias.
    Margaret

    ResponderEliminar