09 enero 2010

Sudando la gota gorda


Mientras la mayoría de los runners en Europa y el hemisferio Norte se congelan de frío (por ejemplo hoy nevaba en Florida), Panamá sufre las inclemencias de uno de los veranos mas secos y calientes que se recuerdan. Será debido al "niño", a la "niña", a toda la "familia junta", al cambio climático, o que el sol está bien prendido, pero entrenar fondo estas últimas semanas en el Istmo se está convirtiendo en sinónimo de deshidratación. Ya no sirven las precauciones de llevar el cinturón con botellas estilo "riñonera", porque es tal la temperatura que tenemos que habría que llevar a la espalda realmente como un tanque de esos de los agricultores cuando van de "fumigación".

Aunque ya estaba avisado hoy tuve de nuevo un episodio de deshidratación. El despertador sonó a las 6.00 am y ya tenía todos los implementos listos y arreglados para vestirme y salir a hacer los 21 km que me tocaban. Pero la cama en esta ocasión fue mas fuerte. Miré por la ventana y el cielo estaba nublado, así que pensé "que carajo, un ratito mas que mañana si que voy a tener que madrugar bastante". Cuando desperté de nuevo ya eran las 7.30 am, y el cielo seguía nublado. Entre que me vestí, calenté un poco y la visita obligada al WC, comencé a correr a las 8.00 am, ya realmente tarde para hacer un 21 km. Tenía intenciones de ir a un ritmo elevado todo el entreno, y así fue desde el comienzo. En ese circuito tengo 8 puntos de cronometraje, y todos los tiempos iban saliendo como previsto. Pero el sol tenía otros planes, y cuando llevaba como 30 minutos, de golpe y porrazo se plantó en todo lo alto y ahí ya se quedó durante el resto de la mañana. Por el km 8 seguía mejorando mis registros pero tuve que echar ya mano de mis botellas, y así cada vez mas seguido. Cuando llegué justo al punto de retorno km 10.7 marchaba con casi 4 minutos de adelanto sobre mi mejor marca del año pasado, pero iba ya con la cabeza echando humo y decidí tomar un break. Me terminé la hidratación que me quedaba, comí algo, foto para el blog (que carita), y de vuelta para casa. Estuve tentado por unos momentos de llamar a mi esposa para que me fuera a recoger, porque adicional hoy de inventor no llevé plata para poder comprar agua o powerade por el camino. El retorno se me hizo muy duro, a paso de supervivencia estilo Mónica Naranjo (recuerdan,...Sobreviiiivireeeeeeee). Según pasaban los kilómetros notaba la falta de hidratación en la propia musculatura, iba totalmente axfisiado de calor y de seguro la sensación térmica debía de estar cercana a los 40 grados C.

Por fin pude llegar de nuevo a la casa y de una vez me fuí para la báscula a medir el peso, y quedó confirmada la falta de líquido con un registro de 147.4 libras, o sea, justo 67 kg, que para una altura de 1.87 cm pues ustedes me dirán.


Después del "pesaje" me fuí para la nevera y de una vez me tiré una cerveza Heineken bien fría. Casi nunca hago esto después de un entreno, si a veces después de una competición, pero hoy me apetecía muchísimo. Después mientras estiré bebí cerca de otros 2 litros entre agua, powerade, y jugos. En total creo perdí durante el entreno unas 5 libras de líquido, y eso justifica que terminara hoy tan agotado.

Mientras escribo esta entrada me encuentro en la Ciudad donde me he venido a dormir pues mañana toca pararse a las 3.30 am. A las 4.00 me encontraré con LC Stoute, y nos llegaremos hasta el área de Albrook. De allí partiremos para completar un long run de 4 horas, así que mas madera después de los 21.4 kms de hoy. No hay otro modo de poder hacer un fondo largo en Panamá ahora mismo que comenzar en plena noche, para terminar tipo 8.30 am donde de todas maneras ya nos hará bastante calor. Afortunadamente para mañana contamos con el apoyo de un vehículo en ruta que manejará el amigo Daniel, el cual nos llevará los coolers con hielo y toda la hidratación necesaria. Vamos a aprovechar esta circunstancia para hacer un estudio de hidratación y pérdida de peso, por lo que cada 30 minutos estaremos tomando medidas con unas balanzas y así ver si lo que estamos ingiriendo en los avituallamientos es realmente lo que necesitamos.


Como veis por la foto mañana no me va a pasar lo mismo que hoy, y voy pertrechado con 3 litros de Powerade, 3.5 litros de agua, pastillas de sal, vitaminas varias, y abudante comida. Yo se que os puede resultar super extraño para la mayoría que estáis entrenando ahora mismo con frío toda esta hidratación, ya que muchos en 4 horas beberéis un botellín de agua y punto, o como dice Ricardo Abad cuando hace sus maratones de entrenamiento "un chorro de agua en la fuente, chocolatina y para casa". Pero correr en Panamá definitivamente es otra historia. Mañana os contaré los resultados del estudio y cuanto líquido me sobró. Como dice el refrán "mas vale que sobre, que no que falte".

Buenas noches compañer@s,

FER

10 comentarios :

  1. Madre mía... ten cuidado, Fer. Si es que correr con 40 grados es lo peor del mundo, prefiero mil veces correr a bajo cero, que por lo menos te abrigas y ya está. Menos mal que con tu experiencia sabes cuando parar.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero coger un avion hoy mismo , dejar mi resfriado en Barcelona y correr deshidratado junto a ti...soy medio lagarto y prefiero achicharrarme ...os lo aseguro...
    ya tengo ganas de leer que tal te ha ido.
    Un saludo desde Gavà-Barcelona , hoy -1ºC !!!tenia una media maraton y debido al frio , mi medio resfriado y piernas cansadas...he decidido NO correr ....

    ResponderEliminar
  3. vale, vale... ya no me vuelvo a quejar en la vida.

    Lo tuyo sí que es épico.

    ResponderEliminar
  4. Fer, jajaja te entiendo totalmente! recuerdo que cuando salía a montar bici quedábamos sobre las 7 de la mañana como muy tarde!! y vaya golpes de calor que nos llevábamos de vez en cuando!

    Entrenar distancias largas en Panamá, a la verdad que es complicado, o entrenas de noche o de noche, no hay alternativa!

    Lo tuyo definitivamente es sobrehumano!! y ahora qué vais a entrar en verano ya me contarás! ufff
    una pasada! definitivamente estas hecho de otra pasta!!

    Espero que el entreno de hoy haya sido bueno con ese calorr!!

    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  5. A mi me sigue dando envidia la temperatura que teneis por alli,cuando me jubile me voy para alla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Fantastico blog compañero, que envidia de tiempo teneis ahí. Aquí en Barcelona -2º hoy. Que frio!!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Qué envidia!! Por aquí hace un frio terrible. Ya sabes, beber, beber y berber.

    ResponderEliminar
  8. Por aquí estamos hasta los mísmísimos del frío; recuerdo con añoranza cuando meses atrás salía a correr y sudaba y bebía agua, !qué tiempos aquellos!; ojalá no tarden mucho en volver, un abrazo y a seguir mnchacando.

    ResponderEliminar
  9. Jajaja... qué envidia. Por Europa sufriendo las heladas y nieves y tú Fer a 38º.

    ResponderEliminar
  10. La verdad que es abundante líquido pero lo has dicho bien al final, más vale que sobre, que no que falte. Un saludo Fernando.

    ResponderEliminar