31 agosto 2009

La Maldición de Moctezuma

Lo cierto es que después de la aventura de ayer y lo bien que lo pasamos en El Valle, hoy fue un lunes bastante aburrido. Como el título de la entrada señala, de madrugada empecé a sentir los efectos de la maldición de Moctezuma a lo Coclesano, es decir, el baño se convirtió en mi mejor amigo debido a unas molestias estomacales. Pensé inicialmente que era el único expedicionario afectado, pero un poco mas tarde recibí un e-mail de Elmer en el que me comentaba que había pasado una noche bastante movidita de la cama al baño, y del baño a la cama.

Correr en Montaña

Al principio pensamos en un sabotaje de nuestros amigos de PURA VOLUNTAD, pero según pasó la tarde y se iban riendo de nuestras miserias por correo, de pronto LC Stoute nos confesó que se empezaba a sentir algo mal y nos abandonaba para acudir raudo al WC. Todavía no sabemos el detonante pero es fácil que hayamos ingerido algo en mal estado durante el almuerzo, yo sospecho de unos banana splits que eran una auténtica bomba de helado, crema y otros aderezos varios. Carlitos como buen doctor y especialista en gastroenterología nos recetó gentilmente unos "remedios" para expulsar cualquier bicho extraño de nuestros cuerpos, mientras John Peter de manera muy gráfica nos hizo saber que sus funciones corporales le funcionaban a la perfección,....me hiciste reír compañero !

De la corrida de ayer parece que quitando las molestias estomacales ninguno tenemos secuelas físicas importantes, aunque desconocemos si Iris perdió algún dedo porque comentaba al terminar que tenía todo el pie pegado a la media y temía el momento de descalzarse. En lo personal me levanté con la musculatura muy bien, sin duda el terreno de trail castiga mucho menos las piernas que el asfalto y el concreto a pesar de ser mas ondulado y sinuoso. Después de este fin de semana aeróbico, hoy tocaba descanso, así que me he dedicado a adelantar asuntos pendientes, y mañana volveremos a los entrenos.

Sobre la prueba del Valle, hoy nos cambiamos un montón de correos entre los Organizadores, y es de justicia destacar el excelente trabajo de Carlitos, Rompy y Cesar K adelantando los mapas y perfiles de la ruta en google. Mañana en la tarde nos reuniremos el Comité Ejecutivo de la prueba para ir definiendo ya los últimos detalles y la apertura formal de inscripciones. Quedan dos meses y el trabajo en gran medida ya está bien adelantado, por lo que tenemos plena confianza en hacer una competencia de primer nivel y que se va a consolidar con el paso de los años.

Como hoy no hubo entreno, os copio otra foto tomada por Carlos Rettally de la trotada de ayer, en una zona de trocha bastante escarpada y estrecha, pero super bonita y fresca.

30 agosto 2009

El Valle de Antón

Hoy tuve que madrugar un poco ya que a las 4.00 a.m. me recogía en carro Elmer Ortiz para irnos al Valle de Antón. Allí teníamos planeado realizar una revisión del circuito de la Maratón de Montaña que organizaremos junto con nuestros amigos de PURA VOLUNTAD el 1 de Noviembre. El clima en el Valle es diferente al de Ciudad de Panamá, mucho mas frío y con frecuente lluvia. De hecho a la llegada y mientras nos íbamos congregando todos, se puso a llover de modo muy suave, muy distinto a lo que suelen ser las enormes trombas tropicales típicas en Panamá.

Grupo de entrenamiento

Al final nos juntamos en el Valle un numeroso grupo de 15 personas entre miembros de Pura Voluntad y Panamá Runners, empezando por el diseñador del trazado Irving "Rompy" Bennett, John P. Demas, Cesar Kiamco, Federico Bravo, Luis Carlos Stoute y su chofer Daniel, Carlos Rettally y su esposa Lorena, Rolando Trujillo, Ilonka Pusztai, Margaret Von Saenger, Iris Regalado, Lizbeth Ramírez, y por supuesto Elmer Ortiz y yo. Quitando a Irving y a Daniel que hicieron el apoyo logístico motorizado, los demás nos vestimos de corto para correr.

Con unos cuantos GPS para medir la ruta ya diseñada en google, Cesar y Margaret partieron en el sentido de la ruta, y los demás iniciamos en sentido contrario a la carrera. Al poco de salir del Valle, tuvimos que afrontar la parte mas escarpada, un kilómetro mas o menos de zona arcillosa y resbaladiza, con piedra suelta y que obligaba a caminar con frecuencia. Eso nos sacó ya los primeros jadeos y las pulsaciones subieron. Debido a los distintos ritmos nos fuimos separando en grupitos, los cuales se iban periódicamente reagrupando según hacíamos paradas para evaluar el circuito y los posibles sitios de instalación de Aid Stations. Sinceramente el paisaje de esa zona del Valle es espectacular, mucha vegetación, caminos de tierra con continuos toboganes, y una temperatura muy fresca y llevadera. A pesar de la lluvia no encontramos demasiado barro, aunque en varias ocasiones tuvimos que sortear algunos charcos grandes de agua, y un arroyo donde los mas atrevidos remojaron sus descalzos pies. La verdad fue SUPER, SUPER, SUPER entretenido, especialmente para alguien como yo que casi siempre entrena solo. El ir conversando y contando historias, junto con las bromas que se entremezclaban hicieron que los kilómetros se pasaran casi sin pensarlo. El ambiente y la camaradería fueron magníficos. Una experiencia que ciertamente mereció la pena. La química que estamos creando desde Panama Runners con Pura Voluntad cada día es mejor, y estamos super contentos de hacer proyectos conjuntos.

En algún momento paramos a comer mangos, magníficos y muy dulces, aunque lo que parece hizo la diferencia para Iris y Lizbeth fueron unas galletas con Nucita que les entraron directamente en vena,...no había forma de alcanzarlas, nos hicieron sudar lo nuestro. Es impresionante el fondo físico que tienen.

Nuestro grupo (Federico, Iris, LC Stoute, Elmer, Lizbeth, Carlitos, John Peter y yo), acabó llegando a la Carretera Panamericana a la altura de Las Guías tras 23 km de carrera según los GPS, en algo mas de 2h 30 minutos. Allí nos reagrupamos con el resto del team que llegó en carro, y nos trasladaron hasta el Valle de nuevo a los que teníamos allí los vehículos. Después de cambiarnos, LC Stoute, Daniel, Elmer, Cesar K y yo nos reunimos en torno a unos platos de comida bien merecidos y unas cervezas en un pequeño local del pueblo, y conversamos sobre algunos detalles de la prueba que de modo oficial irán apareciendo en las páginas webs de las dos Organizaciones. Si os puedo adelantar, que tanto el circuito de los 21 km como el de los 42 km ya han sido medidos y confirmados, y todos los que estuvimos en el ensayo de hoy coincidimos que esta prueba va a marcar un antes y un después en el concepto del running en Panamá. Definitivamente, correr maratón en la Ciudad por el ruidoso asfalto, o hacerlo en la naturaleza por solitarios caminos, son dos realidades totalmente contrapuestas, y aunque ambas sean running no tienen nada que ver.

Os copio una foto del grupo gentileza de Carlos Rettally. En esta semana es muy seguro que ya se abra el periodo de inscripción, solo habrá 75 cupos y a la fecha ya se superan los 40 pre-inscritos, de verdad os la recomiendo, sed parte de la historia.


29 agosto 2009

Trabajando la Fuerza

Aprovechando que era sábado he dormido un poco mas de lo habitual, y algo antes de las 7 am me he tirado de la cama. El día amaneció nublado pero sin lluvia, aunque con una gran humedad. Me "disfracé" de corredor y salí de una vez en subida, ya que vivo justo en una carretera en pendiente, por lo que siempre es salir en ascenso o en descenso. Hoy me tocaba trabajo de fuerza, así que a tirar para arriba por unos 3 km seguidos, al comienzo calle de cemento, y luego ya bastante descarnada con piedra suelta subiendo con una buena pendiente al Peñón, hasta a los 4x4 les cuesta agarrar tracción. Es la típica senda que solo utilizan los 4x4 que suben a una estación repetidora de Tv, radio y telefonía, así que está totalmente aislada. Uno corre en medio de la naturaleza, y las palmeras y demás vegetaciones tropicales cubren por encima la propia senda. Muchas veces no se ve el cielo, solo se escuchan ruidos de animales, especialmente pájaros, y es muy frecuente encontrar fauna salvaje, como ñeques, perezosos, monos aulladores, tucanes, iguanas, tarántulas, escorpiones, y sobre todo culebras. Con las culebras hay que tener especial cuidado, pues abundan varias razas venenosas como la X (equis) coloquialmente llamadas 30 minutos (ya os imaginareis el motivo,...ese es el tiempo que te queda después de que te muerdan), y las corales (que tienen anillos rojos, amarillos y negros). Hoy precisamente vi una coral chiquita atropellada nada mas salir de casa.

Correr en trail

Si tuviera que definir a Panamá diría que es un "País de contrastes", con una gran pluralidad y variedad de razas, nacionalidades, clases sociales, paisajes, climas, etc. Tan pronto te encuentras con un área super poblada y totalmente intervenida, llena de casas hechas de bloques (ladrillos de cemento), precarios tejados de hojas de zinc, y rodeada de basura y desperdicios de todo tipo,....como a los 5 minutos de allí te encuentras inmerso en medio del bosque tropical húmedo alejado de todo y como un auténtico explorador machete en mano, sin visos de civilización por ningún lado. Para mi es una suerte vivir en el área de Las Cumbres, una zona que todavía se mantiene relativamente poco intervenida a unos 25 km de la Ciudad de Panamá, que como todas las grandes ciudades cada vez está mas deshumanizada, poblada, y llena de tráfico.

Durante el entreno de hoy, había muchas zonas de arcilla roja resbalosas, y gran cantidad de barro, pero gracias a las polainas logré mantener mis SAUCONY Cohesion bastante secas y en buen estado. No son un modelo para campo pero se comportan admirablemente bien mientras mi patrocinador me suministra las de trail. En algunos sectores la senda se estrecha totalmente, queda cubierta por vegetación, y casi uno no sabe por donde seguirla. Varias veces he tenido que regresar sobre mis pasos porque las sendas llegaban a puntos sin salida. Las polainas también ayudan a no cortarte con las ramas y plantas que vas separando según corres, aunque varias veces me he golpeado con ramas en la cara y los brazos especialmente. En determinados momentos, el bosque y la exhuberante vegetación desaparecen, y uno puede ver desde las zonas mas altas kilómetros y kilómetros de paisaje todo alrededor, unas vistas impresionantes, lástima que la cámara no pueda captar ni un 10% de esos magníficos paisajes. En algunos de los tramos ya el cansancio acumulado me ha hecho subir caminando, casi apoyando las manos en las rodillas, ha sido un buen trabajo de fuerza y resistencia.

Esta tarde marcho con algunos amigos de Panama Runners y Pura Voluntad al poblado del Valle de Antón, que está en la Provincia de Coclé, ya que mañana desde temprano vamos a recorrer el circuito donde organizaremos para el 1 de noviembre de este año la 1a. Maratón de Montaña que se va a correr en Panamá. Es una zona de origen volcánico, muy bonita y llena de vegetación. Llegan bastante turistas ya que entre sus atractivos tiene unos árboles cuyo tronco es cuadrado, no es broma, parece que los hubieran hecho con unos moldes, adicional a las "ranas doradas", una especie que casi se extingue y que son muy pequeñitas, de un amarillo muy vivo, y con una textura que parecieran de plástico, como esas con las que juegan los niños. Espero sacar fotos y contaros algunas anécdotas del trip.

28 agosto 2009

Corriendo por el Lago

Poco a poco el blog va tomando forma. Dentro de mis escasos conocimientos en este medio, he ido dando un aspecto mas ajustado a lo que buscaba, en especial los colores de fondo en concordancia con el rojo, azul y blanco que dominan la bandera de Panamá. Me ha dejado totalmente sorprendido el número de visitas recibidas, mas de 160 en menos de 24 horas, cuando han sido muy pocas las personas a las que les he avisado del lanzamiento del blog. Muchísimas gracias a todos.

Running in Panama

También me hizo mucha ilusión los primeros comentarios recibidos desde España, de Mari Pericueta al cual conocí en Tafalla como parte del equipo de apoyo de Riki Abad y al cual le debo la vida por la asistencia que me prestó ese día, sin la cual estaría todavía muerto de frío y perdido buscando regresar a Tafalla, y de Burus otro amigo atleta de Ricardo al cual no conozco todavía personalmente pero si en fotos y por sus comentarios. Gracias compañeros.

Hoy como todos los viernes fue un día liviano en el trabajo, viernes cultural como se dice en estas tierras, el traje y corbata de los restantes días quedan aparcados y los viernes está bien visto ir mas informal. Después del mediodía la gente en el trabajo ya está pensando mas donde va a ir a rumbear que en los asuntos pendientes. Como suele ser habitual en Panamá, llovió en horas de la tarde, pero al llegar a la casa estaba poco nublado y me salí a correr un rato por un circuito que tengo de unos 6 km alrededor del Lago de Las Cumbres, todo asfalto y sube-baja pero con poco tráfico que en Panamá es un elemento esencial a considerar. Mañana espero amanezca un día despejado ya que saldré a correr por trillos una hora por un área muy bonita llamada la subida a las Antenas, ya el nombre sugiere como es el terreno.



27 agosto 2009

El Primer Kilómetro

Llevaba ya tiempo pensando que era hora de crear y escribir mi propio blog. En los últimos meses he disfrutado leyendo los comentarios de blogs de familiares, amigos e incluso desconocidos, todos ellos con una misma afición, el calzarse unas zapatillas y salir a correr. En algunos de ellos incluso he ido compartiendo mis comentarios y creando una buena amistad con atletas y aficionados de todo tipo y condición.

Running in Panama

Este blog es mi pequeña contribución a ese Universo maravilloso que es el running, que como dice mi amigo Elmer está por encima de organizaciones, competencias, y de los propios atletas,....todos ellos pasarán pero los kilómetros siempre estarán ahí esperando que alguien los recorra, más lento o más rápido. El running es universal, no entiende de nacionalidades, de religiones, de condición económica o social. Cuando uno se calza unas zapatillas y sale a trotar cualquier día puede encontrarse en la ruta con personas de lo más heterogéneas, cada una con una historia distinta pero a la vez maravillosa que contar.

Quiero esta primera entrada dedicársela a las personas que más me han apoyado y me apoyan en mi afición, mi esposa e hijo, mi madre, hermanos y demás familia. Especial recuerdo a mi padre hace poco fallecido, que aunque ya casi en su tercera edad siguió el ejemplo de sus cuatro hijos y se enamoró de este bendito deporte. Papá, siempre estarás conmigo en los arcenes y caminos de Panamá ! ! !