10 diciembre 2009

Todo está en su sitio

Semana extraña y no habitual la que comenzó este lunes después del reto de Ultrafondo con Joakim en el Causeway.


En lo que respecta al físico, la recuperación después de correr casi 11 horas no ha podido ser mejor. El mismo lunes, siguiendo los consejos de 2 experimentados Ultrarunners como LC Stoute y Carlitos Rettally, salí en la tarde cerca de mi casa a hacer un trote muy suave. No sabía como iban a responder las piernas corriendo, aunque las sentía bien, y por este motivo preferí caminar de subida al Cerro El Peñón por unos 10 minutos. Para proteger mejor el tren inferior, me enfundé mis nuevas licras de compresión SAUCONY que se ajustan como un guante a cada uno de los grupos musculares. Una vez llegué a la base del Cerro, troté muy suavecito durante unos 20 minutos, procurando ocupar la mayor parte de grama posible. Nada se resintió, y tanto las articulaciones, los tendones, como los músculos, dijeron "presentes" y a la orden.

Hay que tener cabeza en estos días para no engañarse por las sensaciones y forzar de mas. Una cosa es sentirse bien, y otra que como es obvio las piernas están todavía saturadas de residuos y desechos que hay que ir movilizando y eliminar. Tras esos minutos de trote, preferí regresar de nuevo caminando hasta la casa para salvar el descenso. Estiré con especial cuidado y precaución, muy lentamente, sin repeticiones ni buscando la mayor amplitud. Aunque fue un entreno muy corto, terminé con una sonrisa de oreja a oreja.

El martes como era feriado por ser el día de la Madre lo dediqué a la familia, y el resto a descansar. Si bien no he tenido agotamiento muscular ni de cardio por el Ultrafondo del fin de semana, si me he sentido con la necesidad de recuperar horas de sueño, ya que no hay que olvidar que nos saltamos totalmente un periodo de descanso nocturno. Estabilizar de nuevo el ciclo diurno - nocturno si me ha costado algo estos días, y mientras en la mañana ando a veces que se me abre la boca, en las noches me cuesta dormir las horas habituales. Supongo estoy todavía con un "jet-lag" en este caso deportivo.

Ayer miércoles, tras un día de trabajo de media jornada, pues la mañana me la dediqué a mi mismo para ir a la peluquería y otros asuntos, salí de nuevo a entrenar por el Cerro El Peñón. En esta ocasión volví a correr con licra, la cual se agradecía pues la temperatura por la tarde en Las Cumbres estaba fría después de una fuerte y sorpresiva lluvia. ¿No es que había entrado ya el Verano?. Definitivamente este tiempo está loco !


En esta ocasión si salí corriendo ya desde casa, con el objetivo de hacer 40 minutos de carrera aeróbica suave. Me sentí realmente con muchas fuerzas y ganas de hacer mas, pero logré sujetar mi cuerpo y ajustarme a lo que tenía programado. De nuevo ninguna molestia y todo en orden. Que magníficas sensaciones.

Hoy tenía unos asuntos que resolver en la casa así que no bajé a la ciudad. Gracias a Dios la computer y el internet ayudan mucho y uno no se atrasa tanto a pesar de no ir a la oficina. Esta tarde saldré a correr unos 50 minutos aeróbico para ir sumando tiempo y seguir con el periodo de recuperación. Como veis por las fotos por el momento luzco un nuevo "look" con el candado y el pelo bien bajo, síntoma de cambio de temporada y que el verano está ya encima.

Para terminar la entrada os adjunto una foto del acto promocional que tuvimos esta semana en las dependencias de SAUCONY Panamá, junto a Fernando Blanco y Elmer Ortiz. 


Nos entregaron nuevo material y confirmaron su compromiso de seguir apoyando el atletismo de fondo. Creo que por nuestra parte estamos respondiendo a lo que esperan de nosotros, y dando un retorno publicitario y mediático necesario para que el patrocinio sea realmente una inversión recuperable y no una subvención a fondo perdido.

Saludos a tod@s,

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario