27 diciembre 2009

Rígido cual Bionicle


Cuando salí a correr hoy a las 9.00 am ya hacía muchísimo calor, por lo que decidí subirme a la base del Cerro El Peñón, el área con mas vegetación y mejor temperatura de toda la zona. Llené un botellín con abundante hielo y agua y lo llevé para dejarlo oculto entre la maleza para que me sirviera de Aid station en cada uno de los 3 loops que completé. De salida ya me noté con la musculatura super cansada y rígida debido al entreno de long run de 32 km de ayer con Carlitos. No era capaz de propulsar mis piernas, y mi zancada era lo mas parecido a un movimiento mecánico estilo robot.

De esa sensación es que me vino la idea del título de la entrada de hoy, "Rígido cual Bionicle". Los Bionicles para los que no tengáis niños son unos muñecos de juguete fabricados por LEGO que están inspirados en una serie de ficción. Son como robots guerreros y se arman con piezas que tienen cierta semejanza a las articulaciones, pero obviamente quedan con poca movilidad y bastante rigidez en sus movimientos. A mi hijo Diego le fascinan, y ahora está en una "época Bionicle", eso es lo único que quiere y se la pasa pensando en completar cada vez más y más su colección. La carta a Santa de este año fue bastante sencilla, "Bionicle, bionicle, bionicle,...", y Santa pues no tuvo otra opción que traer unos cuantos, los cuales al día de hoy ya están prácticamente armados juntos con sus naves y demás vehículos galácticos. Lamentablemente Santa no debió de leer mi carta y el "Garmin, los lentes de sol, y otros gadgets de running" se quedaron en el camino,...jajajaja. Pero no nos podemos quejar ya que el panzudo nos regaló a Lis y a mi una cámara digital nueva, por lo que la calidad de algunas de las imágenes que estoy subiendo al blog es muy superior a la del celular, y también podré poner a partir de ahora vídeos en buena resolución.

Lo cierto es que hasta después de completar el 2 loop del entrenamiento, como a los 40 minutos de corrida, es que empecé a tener algunas sensaciones de atleta, y de ahí al final si pude alargar la zancada y terminar el entreno con buenas sensaciones. Al llegar a la casa me saqué la foto que encabeza la entrada en la que Diego está amenazando desintegrarme con su nueva nave Bionicle.

Ha sido una semana de buenos entrenamientos, con calidad, fondo, y sesiones de fuerza. Mañana lunes comienza otra nueva semana casi festiva, ya que solo habrá trabajo hasta el miércoles porque el jueves será Nochevieja y el viernes primero de Enero. Espero mantener la programación de entrenos como hasta ahora y no hacer excesos que luego cuesta mucho superar.

Saludos,

FER

No hay comentarios :

Publicar un comentario