13 septiembre 2009

Corriendo con los Monos Aulladores

¡ Que día mas impresionante ! ! !

Tremenda jornada de Trail la que tuvimos hoy en el Pipeline de Gamboa. Que sitio mas bonito nos ha descubierto LC,...gracias compañero ! ! ! Parece mentira que todavía haya sitios tan poco intervenidos y no tan lejos de la civilización.

La mañana comenzó temprana para mi, a las 4.30 am para vestirme e ir volando al Restaurante El Prado donde habíamos quedado para tomar un café y un derretido. Toda la "peña" con la que me iba cruzando y que estaba todavía de marcha me miraba como a un bicho raro, vestido de deporte y con la mochila y el camelback a la espalda. Alguno debió de pensar que venía de un baile de disfraces o de una despedida de soltero.

En ese primer punto de El Prado nos juntamos algunos, y de allí poco a poco nos fuimos sumando carros en caravana hasta el poblado de Gamboa, a las mismas orillas del Canal de Panamá.

A la hora convenida de las 6.00 am ya estaba todo el grupo en la entrada al Pipeline, o en su traducción al español Camino del Oleoducto. Aunque la convocatoria fue casi de último momento y no se corrió mucho la voz, al final nos juntamos un buen grupo de 15 entusiastas corredores como se ve en la foto.

Corriendo en Pipeline

En el orden habitual, de izquierda a derecha, y de arriba a abajo, Julio Calvo, John Peter Demas, LC Stoute, Silvio Federico, César Guillen, y Vladimir Bolaños. Siguiente fila Iris Regalado, Mari Carmen Matos, Lizbeth Ramírez, Mónica de Navarro, Lizbeth Campos y Sara Hernandez. Sentados, Elmer Ortiz y Carlos Rettally (yo obviamente estaba tras la cámara).

El Pipeline parece se hizo por el US Army de la Zona del Canal como una manera de tener un abastecimiento alterno de combustible en caso de conflicto bélico. Gracias a Dios, nunca fue necesario que entrara en uso.

Antes de la partida LC estuvo dando algunos consejos para los principiantes en este camino, en especial referido a la fauna salvaje que es muy numerosa en todo el área. Nos metió el miedo en el cuerpo con el tema de las culebras, pero la verdad es que no vimos ninguna en todo el recorrido. Si tuvimos oportunidad de ver una gran cantidad de aves, y algunos mamíferos como un oso hormiguero tan tranquilo al lado de la senda. El camino del Pipeline va paralelo al Oleoducto (que es una tubería como de 1.5 metros de diámetro), y frecuentemente salva cursos de agua mediante rudimentarios puentes de madera. Estos puentes tienen señalización con su nombre y la distancia a la que se encuentran de la garita de entrada, ya que el área es zona protegida de la Autoridad Nacional del Ambiente.

Correr en trail

Ya de salida teníamos pensado hacer distintas distancias dentro del grupo, así que por selección natural aunque salimos juntos se fue dividiendo el contingente en sub-grupos menores según avanzaban los kilómetros. Maravillas de la naturaleza, no se como lo hace, Elmer siempre quedó en el grupo donde estaban casi todas las mujeres, no se si será su poder de oratoria o algún otro atributo que le adorna, pero enseguida lo perdimos de vista. Por delante, Vladimir nos iba sacando el aire a los que pensábamos hacer el fondo mas largo de 30km. El Pipeline es el típico camino de bosque, casi siempre cubierto por copas de árboles y vegetación de lo mas variada, y con continuos columpios que sumados uno tras otro llegan a hacer daño si uno no ralentiza un poco el paso. En cierto momento llegamos a un hill mas largo y empinado que los demás, la famosa "loma de la muerte".

Correr en senderos

Lo cierto es que la subimos caminando pero les comenté a Rettally y LC que peores lomas nos íbamos a encontrar en El Valle, y con mayor desgaste encima. La verdad fue un entrenamiento muy placentero, el ir acompañado y conversando es excelente, y las horas se nos pasaron bien deprisa. Al final, junto con Rettally y LC completamos 30 km en tiempo de 3h 27. Poco importaba hoy el ritmo, sino mas que nada meter otra sesión de fondo después de los 35km de ayer.

Adicional a la belleza y tranquilidad del sitio, me impactó mucho en determinado momento unos alaridos que surgieron de pronto de la selva. Eran gritos en un altísimo tono y desgarradores, como si estuvieran descuartizando a alguien. LC nos aclaró que eran monos aulladores, y aunque creemos que su aspecto no debe de ser demasiado atemorizante, mejor que no nos salieron a nuestro encuentro porque por momentos los imaginamos como Mandriles de esos agresivos y con colmillos enormes.

Poco a poco la gente se va sumando a lo callandito a estas salidas a correr en trail, y se va formando un grupo muy amigable, en el que impera la camaradería y buen ambiente. Mañana lamentablemente será de nuevo día laboral, y todos tendremos que cambiar el chip y volver a la rutina del asfalto.

No quiero despedir esta entrada sin darle las gracias a kñi de Tafalla, ya que se empeñó en ser el visitante No. 1.000 y tras estar pendiente lo consiguió,...claro que como el dice tuvo que hacer también la 997, la 998, y la 999,...pero eso es constancia y fidelidad, gracias compañero. También recibí hoy buenos elogios de casi todos los que estaban en el grupo de entreno, dicen que les resulta sencillo seguir mis relatos y se sienten identificados con muchas cosas de las que escribo.

Os cuelgo un par de videos de antes de la partida donde LC nos estaba dando un speech sobre la posibilidad de encontrar culebras en la ruta.


video


video

No hay comentarios :

Publicar un comentario